La Unidad Canina de Castellón formará en Ucrania a perros de rescate

Por Rosabel Tavera

Castelló (EFE).- La Unidad Canina de Búsqueda y Rescate de Castellón se desplazará hasta Ucrania con su perra Gass para dar formación a los servicios estatales de emergencia del país, en pleno conflicto bélico, y ayudarles así a mejorar la búsqueda de personas que podrían estar sepultadas en edificios y casas derrumbadas a causa del fuego ruso.

Luis Caracena es el responsable de esta unidad castellonense constituida como entidad sin ánimo de lucro y que colabora con el Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón. De hecho, Gass, la pastora belga malinois que viajará a Ucrania, fue la encargada de localizar a las dos víctimas mortales del derrumbe de Peñíscola ocurrido en agosto de 2021.

Luis Caracena, miembro de la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate de Castellón, con la perra Gass, uno de los animales con los que van a viajar a Ucrania en unos 15 días para una misión de adiestramiento de perros en la búsqueda de personas y cadáveres. EFE/Doménech Castelló
Luis Caracena, miembro de la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate de Castellón, con la perra Gass, uno de los animales con los que van a viajar a Ucrania en unos 15 días para una misión de adiestramiento de perros en la búsqueda de personas y cadáveres. EFE/Doménech Castelló

Caracena, en una entrevista a EFE, ha explicado que desde hace un tiempo se tienen diferentes contactos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y se les planteó la necesidad de mejora a nivel formativo en los equipos cinológicos en Ucrania para mejorar su eficiencia.

Se planteó así que el equipo castellonense se desplazara hasta el país invadido por Rusia para dar formación a los equipos estatales de emergencia y a la Guardia Fronteriza, y compartir así su «trabajo y metodología».

El responsable de la unidad castellonense ha indicado que los equipos ucranianos «no empiezan de cero, pero en este mundillo de la localización de personas, cuantos más métodos haya, mejor se puede entrenar a los perros».

Los permisos y la financiación para esta expedición, que partirá el próximo 14 de octubre desde Vinaròs, ha sido una tarea «ardua», asegura Caracena.

Finalmente, y tras llamar a «cien puertas», la Fundación Azul Marino financiará esta expedición, con la empresa APE Grupo como colaboradora, en la que también participará una persona del grupo de rescate madrileño GOES RK-9 y el perro Bud, un pastor alemán que será «profesor» junto a Gass. Los canes son especialistas en hallar supervivientes y víctimas mortales.

Partirán hacia Ucrania con un vehículo camperizado para completar una ruta que les llevará unas 30 horas, y se alojarán en el cuartel de la Guardia Fronteriza. Una vez allí, está previsto que los profesionales españoles colaboren en la localización de algunos cuerpos que se podrían estar sepultados y todavía no han podido ser localizados.

«Antes de meter las palas», señala Caracena, se colaborará para encontrar la localización exacta de las personas que están desaparecidas.

La visita se ha hecho coincidir con un simulacro que tienen programado cerca de la ciudad de Leópolis; los equipos españoles estarán dos días con la Guardia Fronteriza y tres con los servicios de emergencias.

La localización con estos perros, añade Caracena, «es el método más útil que existe». Hasta la fecha, explica, «no hay nada que lo haya superado, ni las cámaras térmicas, ni siquiera los geófonos», porque «un perro en diez segundos tiene localizado un cuerpo».

Permanecerán en Ucrania seis días, pero Caracena indica que ya se plantean nuevas visitas pues el ataque ruso al país ha generado una enorme necesidad de localizar cuerpos y la profesionalización de los servicios locales puede ser de gran utilidad en este sentido.

En cuanto a la Unidad de Rescate Canino de Castellón, está compuesta por 17 perros y 10 voluntarios. Entre los canes se encuentran pastores alemanes, border colies, sabuesos -especialistas en rastreo- y otros perros cruzados con razas especialmente aptas para estas labores. Se entrena cuatro veces por semana, en diferentes localizaciones de la provincia para que los perros no se acostumbren.

La unidad nació con el objetivo de ayudar en la búsqueda, localización y salvamento de personas desaparecidas en grandes áreas, en edificios colapsados o en deslizamientos de terreno.

Son una agrupación humanitaria, sin ánimo de lucro, integrada por personas de diferentes especialidades, licenciadas en Derecho o Económicas pero todas ellas especialistas en adiestramiento canino y en modificación de conductas caninas.

Edición web: Concha Tejerina