La Universidad de Granada condena actos que atentan contra la libertad de expresión

Granada, 16 sep (EFE).- La Universidad de Granada (UGR) ha condenado «de forma clara y rotunda» los comportamientos que este jueves por la tarde impidieron el normal desarrollo de la conferencia que Macarena Olona, que fue candidata de Vox a la presidencia de la Junta, ofreció en la Facultad de Derecho.

Esta declaración se produce después de que alrededor de un millar de personas, entre detractores y partidarios de la abogada del Estado, se congregaran tanto para protestar contra la intervención en la universidad de Olona como para apoyarla, lo que motivó que a su llegada tuviera que ser escoltada por la Policía y que se produjeran distintos forcejeos entre algunos de los presentes.

«No nos referimos ni otro ni a otro bando, sino en general a todas aquellas personas que, con su comportamiento de bloqueo, de protesta violenta, de provocación, han impedido el normal desarrollo de una actividad en una sede universitaria», ha indicado un portavoz del Rectorado en declaraciones facilitadas a los medios de comunicación.

Según esta fuente, la UGR rechaza el comportamiento de quienes parecen «no haber entendido» la importancia y la relevancia del poder de la palabra, de la libertad expresión, por la que tanto esa institución como el resto de universidades públicas españolas ha «luchado durante tantos años».

También ha aclarado que el acto no había sido organizado por la propia universidad sino por universitarios y que contaba con la autorización para celebrarse en sede universitaria.

En este sentido, ha indicado que se trataba de un acto más de los que el colectivo Foro para la Concordia Civil ha venido desarrollando en la Facultad de Derecho «hasta el momento con total normalidad».

REACCIONES EN TWITTER

Tras la conferencia, Olona ha mostrado su agradecimiento a la Policía Nacional: «La delgada línea azul que separa el caos de la libertad (…) Hoy, sin escoltas, a vuestro lado, una más, hoy comprobé que a vuestro lado podía volar. Así conseguimos entrar al aula. Así vencimos a los totalitarios», ha indicado en su perfil en Twitter también en referencia a quienes la apoyaron.

A la protesta también se ha referido, en esta misma red social, el presidente de la Junta y del PP-A, Juanma Moreno, quien ha mostrado su ánimo a Olona y ha indicado que la intolerancia es el mayor enemigo de la democracia: «Me apena e indigna que alguien tenga que sufrir una situación así. Mi rechazo al odio y la violencia», ha señalado.

Por parte de Vox, su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha publicado: «Un grupo de hombres feministas se ha propuesto impedir hablar en la universidad a una mujer por machista? O sea, lo de siempre. Porque la intolerancia siempre viene de la extrema izquierda».

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha indicado por su parte que la universidad debe ser un espacio de diálogo, debate y respeto, y ha considerado «intolerable» que haya quien se crea con el derecho de decidir quién puede hablar en una universidad y quién no, por lo que ha mostrado su «rotunda condena» a esa violencia y ha apoyado a Olona.