Las cabalgatas de los Reyes Magos recuperan su esplendor

Madrid (EFE).- Después de dos años de restricciones, las cabalgatas de los Reyes Magos han recuperado su esplendor para llegar hasta el último rincón del país y repartir regalos a los miles de niños que se han acercado a las calles de sus ciudades y pueblos con la ilusión de verles de cerca.

Por tierra, mar y aire, Melchor, Gaspar y Baltasar, vestidos con sus mejores galas y subidos en majestuosas carrozas, han llegado a todos los municipios de España y han transmitido deseos de paz, solidaridad y esperanza en un año marcado por la guerra de Ucrania.

Pasadas las seis y media de la tarde ha dado comienzo en Madrid la gran cabalgata, que este año ha arrancado con un mensaje de paz por la guerra, y que han seguido más de 10.500 personas en asientos de acceso libre, muchos de ellos niños que han podido recoger algunos de los millones de caramelos que han vuelto a volar por el cielo de la capital.

Madrid invita a un coro de niños ucranianos

Desde la plaza de San Juan de la Cruz ha partido el desfile, encabezado por un ángel blanco sobrevolando todo el recorrido, y que ha cerrado la comitiva real con las tres espectaculares carrozas de los Magos de Oriente: primero la de Melchor, a continuación, el rey Gaspar, y tras él, el esperado Baltasar, que será el último en entrar en la Plaza de Cibeles, donde tendrán lugar los discursos de sus majestades y del alcalde José Luis Martínez-Almeida.

En solidaridad con Ucrania, el Consistorio madrileño ha invitado a un coro de niños de ese país que cantarán en el escenario de Cibeles y también se ofrecerá un espectáculo pirotécnico al ritmo de la canción «Zadok the Priest», de Händel.

Como es habitual, en Barcelona los Reyes han desembarcado del paquebote Santa Eulalia en el Puerto de la Ciudad Condal y Melchor ha asegurado, en nombre de los tres, que ésta es «la ciudad de la infancia y de la personas», después de recibir de manos de la alcaldesa Ada Colau el pan, la sal y la llave mágica que esta noche les abrirá las puertas de todos los hogares barceloneses.

«Nosotros, los tres reyes, tenemos información privilegiada. Sabemos que sois nuestros grandes aliados en la luchas para salvar el planeta, que defendéis la paz por encima de todo y que rechazáis la guerra y todo lo que hace daño», ha revelado el rey Melchor, que este año guardaba un cierto parecido con el escritor Alejando Palomas.

Colau: La cabalgata de Barcelona de «la más bonita que se haya visto nunca»

Colau, por su parte, ha señalado a los magos de Oriente que la cabalgata que este año les ha preparado Barcelona es «la más bonita que se haya visto nunca en el mundo».

Alegría e ilusión han destilado las cabalgatas de las capitales y numerosos municipios de Castilla y León, con los Reyes Magos más solidarios y atentos a las personas con diferentes capacidades.

En Zamora, el mensaje que han dirigido a los Magos ha contado con una traducción simultánea en lengua de signos, mientras que en León varios taxis adaptados han formado parte de la cabalgata.

Por aire han llegado hasta el aeródromo de Salobral (Ávila), en una vieja locomotora de vapor del siglo XIX hasta Venta de Baños (Palencia), en tren a León y por las aguas del Canal de Castilla y León a Medina de Rioseco (Valladolid).

La lluvia ha respetado el día y ha permitido la celebración de todas las cabalgatas gallegas, entre ellas una de las más esperadas, en Vigo, con una estática desde la mañana -como en pandemia- y un desfile por la tarde, dedicado a películas infantiles y con el objetivo de lograr «la mejor Navidad del planeta», según su alcalde, Abel Caballero, que mantendrá las luces una semana más.

La cabalgata de A Coruña ha sido una de las más numerosas de la comunidad, con decenas de carrozas, y también Ourense ha tenido un gran desfile, tras la llegada de los Reyes en tren de alta velocidad hasta la estación, donde cada uno subió a un dromedario, con gran asistencia de público infantil y una de las pocas de Galicia con animales, una acción que genera polémica desde hace días, aunque los más pequeños solo se han dedicado a disfrutar.

Bilbao la más numerosa de Euskadi

Miles de niños y sus familias de Euskadi han presenciado las tradicionales cabalgatas. La más numerosa ha sido la de Bilbao, donde una multitud de personas, más que en años anteriores a la pandemia, ha recibido a Melchor, Gaspar y Baltasar, que han llegado a la capital vizcaína acompañados del «maravilloso mundo del circo», con acróbatas, payasos, malabaristas y grandes figuras de animales.

En Zaragoza, más de 9.000 personas han recibido a los Reyes Magos a su llegada a La Romareda, donde les han esperado con ilusión y frío después de que su llegada se hubiera tenido que retrasar al no poder llegar al estadio en helicóptero como estaba previsto debido a la niebla.

Los Reyes Magos recorren las calles y plazas de los municipios extremeños, en la mayoría de ellos subidos en carrozas engalanadas, y en otros, como en Villar del Rey, a caballo, lo que les permite entregar en mano, casa por casa, los regalos a los más pequeños de este municipio de unos 2.000 habitantes.

A Badajoz, y como ya es tradición, han llegado en tren y han desfilado con más de treinta carrozas, mientras que en Cáceres, y después de que este pasado miércoles sobrevolaran en globo la ciudad, Melchor, Gaspar y Baltasar, han recorrido las calles acompañados por 12 carrozas.

Pamplona abre el portal de Francia para que puedan pasar sus majestades

Sus majestades han llegado esta tarde a Pamplona por el portal de Francia, el cual han tenido que abrir para que pudieran pasar, y han prometido regalos para los miles de niños y niñas de la capital navarra que han acudido a recibirles.

Logroño ha vuelto a celebrar una cabalgata «normal» con más de 700 participantes y miles de personas agolpadas en las calles del centro de la capital riojana para ver a Melchor, Gaspar y Baltasar.

Los Reyes Magos han llegado de nuevo este año a Alarilla (Guadalajara) volando en ala delta desde el cerro de La Muela, precedido cada uno de ellos por un paje que ha hecho lo propio en parapente, en la que es la única cabalgata aérea que se celebra en el mundo.