Las escuelas infantiles lanzan un SOS por la subida de los precios y la infraocupación

Sevilla, 31 ago (EFE).- Las escuelas infantiles de Andalucía inician este jueves el curso escolar marcado por la subida de los precios, la bajada de la natalidad y una baja ocupación de plazas, en torno al 67 %, que coloca a muchos de los 2.000 centros en una situación insostenible, han advertido las patronales CEIA y CECE-A.

Según los datos aportados por la Consejería de Educación a la Mesa de infantil el pasado mes de julio, de las algo más de 124.000 plazas ofertadas, se habían cubierto hasta esa fecha casi 83.000 matrículas, lo que supone una ocupación del 67 %, ha informado la coordinadora de escuelas infantiles de Andalucía en un comunicado.

A falta de sumar las últimas solicitudes, los centros de primer ciclo de educación Infantil adheridos tendrán una desocupación media del 33 %, lo que, según esta patronal, hace «muy complicada la supervivencia de las escuelas infantiles, que cuentan con unas 10.000 trabajadoras, y que sufren los efectos de la caída de la natalidad, del aumento incomprensible de las adhesiones, la pandemia y, como puntilla final, esta la escalada insostenible de precios y del IPC”.

Para superar esta situación, la patronal de la enseñanza privada CECE, con más de 400 empresas asociadas, pide con urgencia la actualización del precio-plaza que se revisó antes de la pandemia tras quince años congelados, ya que considera que es «la única manera de garantizar la supervivencia de un sector con 2.000 empresas y donde trabajan miles de profesionales, en su mayoría de empleo femenino».

CECE ha advertido de la situación «está llegando a ser insostenible para algunos centros y muy difícil para la mayoría, ya que con el mismo precio no pueden aguantar el incremento de los salarios, impuestos y gastos inherentes a la actividad, o la falta de ingresos en agosto».

Además, ha precisado que todavía no han recuperado el gran esfuerzo que supuso los «gastos extraordinarios de mantener el servicio en tiempos de pandemia».

Por ello, ha reclamado una urgente actualización del precio-plaza y/o que la gratuidad prometida por el presidente de la Junta sea «una realidad cuanto antes, siempre manteniendo el actual sistema de colaboración pública-privada frente a la política intervencionista y estatalista del gobierno de la nación».

Según informó la Consejería de Educación andaluza en su último encuentro con los representantes de las escuelas infantiles en el mes de julio, serán más de 80.000 los pequeños que inicien el curso en esta etapa, que tiene carácter educativo.

Para ello, las familias dispondrán de bonificaciones que van desde el 13 % del importe de la plaza escolar (para todas las familias, independientemente de sus ingresos) hasta la gratuidad total, dependiendo del nivel de renta, ha recordado CEIA.

Aunque el coste del precio por plaza para la administración es de 320 euros, las familias que tengan que abonar el tramo más alto del servicio educativo pagarán 209,71 euros mensuales (278,88 euros con comedor).

José Luis Victorio, presidente de Coordinadora de Escuelas Infantiles de Andalucía, ha destacado que los centros han demostrado ser un lugar seguro para los niños y ha defendido los múltiples beneficios que ofrece la escolarización temprana en aspectos como la autonomía, la sociabilización, la motricidad o el posterior rendimiento escolar; además de ser una herramienta fundamental para la conciliación laboral.