Ley del «solo sí es sí»: El PSOE no se plantea reformarla aún y aboga por unificar la doctrina

Madrid (EFE).- El PSOE no se plantea por ahora promover una reforma de la ley del «sí es sí», tras los efectos perniciosos que ha tenido en algunos casos, y ha insistido en que ahora es el momento de que los tribunales y la Fiscalía asienten un criterio para aplicarla y la unificación de doctrina que haga el Supremo.

Doctrina que será cuestión de días, han pronosticado fuentes socialistas después de que la portavoz adjunta socialista, Isaura Leal, señalara en el Congreso que ahora toca que actúen los tribunales y el Ministerio Público, respondiendo así a la petición de algunos partidos que apoyaron esta ley de que se corrijan las fisuras de la norma, que ha facilitado revisiones a la baja de condenas a delincuentes sexuales.

Las mismas fuentes han señalado que tanto los tribunales como la Fiscalía actuarán con responsabilidad, destacando sobre todo el papel del Ministerio Público en esta situación.

Según ha argumentado la portavoz adjunta, la voluntad del Gobierno y del legislativo ha sido «clara» en cuanto a los objetivos de la ley: «reforzar la seguridad de las mujeres».

Por tanto, estarán atentos a cómo actúen los órganos judiciales y en base a eso «tomarán las decisiones que se tengan que adoptar desde el punto de vista legislativo».

La ley pone a Irene Montero en el ojo del huracán

Tres de las cuatro asociaciones de jueces han exigido este jueves la dimisión de la ministra de Igualdad, Irene Montero debido sus críticas por la revisión a la baja de algunas condenas por crímenes sexuales tras la aprobación de la ley del «solo sí es sí».

Sus críticas a la judicatura han sido cuestionadas con diferentes grados de intensidad por todo el arco parlamentario, socios de Gobierno e incluso algún compañero de partido.

La tormenta por la sucesión de revisiones a la baja de condenas a delincuentes sexuales en aplicación de la Ley Orgánica de Garantía Integral de la Libertad Sexual no arrecia a la espera de que los tribunales y la Fiscalía asienten un criterio para aplicarla, toda vez que el Ejecutivo descarta retocarla y apela a la prudencia.

Irene Montero, en el ojo del huracán por la polémica de la ley del "solo sí es sí"
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (d), y la ministra de Igualdad, Irene Montero, este jueves en el Senado. EFE/Fernando Villar

El PSOE sale en defensa de la ley y carga contra el PP

La vicesecretaria general del PSOE, María Jesús Montero, ha salido en defensa de la ley de garantía integral de la libertad sexual y del Ministerio de Igualdad y ha cargado contra el PP por «agarrarse a un clavo ardiendo» para intentar desacreditar las políticas feministas del Gobierno.

La ministra de Hacienda ha subrayado que «lo que el texto legislativo del solo sí es sí está haciendo es proteger justamente a las víctimas, tanto a las mujeres como a las menores».

Sin hacer referencia a las rebajas de penas, Montero destaca que, por ejemplo, la ley recogió la exigencia de consentimiento expreso en las relaciones sexuales.

El Supremo ya tiene sobre la mesa los recursos presentados

El criterio podría comenzar a aclararse pronto, porque el Tribunal Supremo ya tiene sobre la mesa recursos presentados por condenados por delitos sexuales en los que piden adecuar sus castigos a las penas contempladas en la nueva ley y empezarán a abordarlos en menos de un mes.

Aunque desde el Supremo dejan claro que hay que estudiar caso por caso, su posicionamiento se antoja clave para la interpretación de la norma por parte de los tribunales.

También puede serlo la posición de la Fiscalía. Este jueves, el fiscal general, Álvaro García Ortiz, no ha hecho mención a la circular que le reclama Igualdad para unificar criterio, si bien ha garantizado que los fiscales, ante cada caso, realizarán su trabajo con vocación de proteger a las víctimas y «claro respeto a los principios constitucionales».

Irene Montero, en el ojo del huracán por la polémica de la ley del "solo sí es sí"
El fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz, este jueves. EFE/Fernando Villar

La polémica de la rebaja de las penas

Entre tanto, se suceden noticias sobre tribunales que rebajan las condenas mientras otros no lo hacen, como las 54 sentencias revisadas por la Audiencia de Logroño.

En este caso, por la aplicación de un precepto vigente desde el anterior Código Penal que indica que, aunque se rebaje la horquilla de penas en el Código, como ha ocurrido con la ley del solo sí es sí, si la condena impuesta a un reo está dentro de esa horquilla, la sentencia no se debe revisar.

La cuestión es que hay otros casos en los que la pena impuesta a un acusado ha dejado de estar en la horquilla de ese tipo penal, lo que obliga a la revisión a la baja de la sentencia.

Al margen de esa disposición, las penas máximas y mínimas han de respetarse. Es decir, si el delito de agresión sexual con penetración antes contemplaba una condena de 6 a 12 años y ahora es de 4 a 12 años, aquellos agresores condenados al mínimo posible (antes 6) ahora verán rebajado en dos años su castigo obligatoriamente.

En medio de este complejo debate, las víctimas se sienten desamparadas, como ha explicado a EFE el abogado de una mujer que fue agredida sexualmente en Alhendín (Granada) por su exmarido, al que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha rebajado su condena de prisión en dos años y medio. «Parece que yo sea la culpable. Algo que se hizo para beneficiar a las víctimas ha supuesto un regalo para el agresor».

Y los agresores tratan de beneficiarse. El abogado de «La Manada» -el grupo de cinco jóvenes condenados a 15 años por violación grupal en los Sanfermines de 2016- ha anunciado que en breve presentará el recurso por el único de los cinco que puede beneficiarse de la norma.

Feijóo pide que se «asuman responsabilidades»

El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha pedido que se «asuman responsabilidades» en los ministerios de Igualdad y Justicia a propósito de los efectos en las condenas de la ley «del solo sí es sí».

En declaraciones en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Feijóo ha asegurado que el Código Penal «no es un conjunto de eslóganes políticos» sino «una norma compleja que necesita siempre meticulosidad».

Para el líder del PP, la aprobación de esta ley se debería haber «evitado», por lo que ha expresado que están a favor de «modificar esa chapuza legal que ha desprotegido y desprotege a las mujeres españolas de los delitos sexuales».

Iglesias llama «miserables» a los compañeros que no apoyan a Irene Montero

El ex secretario general de Podemos Pablo Iglesias ha tachado de «miserables» y «cobardes» a los compañeros de su espacio político que «se ponen de perfil» cuando, a su juicio, «machacan» a la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Las declaraciones de Iglesias, que no mencionan a ningún compañero en concreto, se producen después de que la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, eludiera dar su apoyo explícito a Montero y pidiera «prudencia» y dejar trabajar al Tribunal Supremo.

En un mensaje en redes sociales, Iglesias denuncia que la «cacería» contra Montero confirma la «degradación creciente de buena parte del periodismo» y «que la derecha judicial es un actor político».