La ley animal exacerba la confrontación entre PSOE y Podemos por los perros de caza

Madrid (EFE).- El proyecto de ley animal ha vuelto a exacerbar la confrontación entre los socios de Gobierno a cuenta de los perros de caza y, pese a que se anunció un principio de acuerdo a última hora de la mañana, PSOE y Unidas Podemos han acabado cada uno por su lado en una ruptura que pone en riesgo la aprobación de la norma en el Congreso.

Durante esta mañana, desde Unidas Podemos se aseguró que se había alcanzado un acuerdo con el PSOE para desbloquear la tramitación parlamentaria del proyecto, paralizada desde ayer en fase de ponencia, y que los perros de caza serían tratados como animales de compañía.

Sin embargo, fuentes del PSOE aseguraron que el acuerdo recogía expresamente que los perros de caza quedaban excluidos de la ley, tal y como figuraba en una enmienda transacional firmada inicialmente por socialistas y PNV y a la que posteriormente se sumaron Unidas Podemos y ERC.

Dicha enmienda señalaba: «Quedarán excluidos del proyecto de ley los perros de caza, rehalas y animales auxiliares de caza», con la inclusión de que «todos ellos se regulan y quedarán protegidos por la normativa vigente europea, estatal y autonómica correspondiente que les sea de aplicación», con lo que se convocó de nuevo una reunión de la ponencia para desatascar la tramitación.

Pero, al término de esa reunión de la ponencia, el grupo socialista ha aclarado que el PSOE mantiene su enmienda original, que había sido trabajada con todo el sector y el medio rural, que «excluye a los perros de caza» del proyecto de ley en tramitación, y que «no ha cambiado en ningún momento».

Podemos: El PSOE se ha «retractado» del acuerdo

Una postura que, según ha dicho a los medios de comunicación la secretaria de Organización de Podemos y secretaria de Estado para la Agenda 2030, Lilith Verstrynge, significa que el PSOE se ha «retractado» de la firma del acuerdo con la propuesta aceptada por Unidas Podemos.

«Por motivos que desconocemos, después de firmar su propia propuesta el PSOE se ha retractado y ha dicho que va a incumplir el acuerdo», ha advertido Verstrynge.

«Nos preocupa que el PSOE esté pensando en dejar caer la primera ley de bienestar animal del país y esperamos que reconsideren su decisión», ha añadido.

Verstrynge ha asegurado que el informe de la ponencia ha recogido todo «salvo el acuerdo con el partido socialista porque este grupo ha decidido retirarse del mismo»; mañana, ha añadido, se reunirá la comisión en el Congreso, para intentar seguir con la tramitación del proyecto de ley.

Fuentes del grupo socialista sostienen, sin embargo, que Unidas Podemos se ha «precipitado» anunciando un acuerdo que, «tras diversas lecturas, puede generar una clara inseguridad jurídica».

La exclusión de los perros de caza de la ley «carece de encaje jurídico»

La ministra de Derechos Sociales Ione Belarra, de Unidas Podemos, es la impulsora de este proyecto de ley, que poco después de aprobarse en verano por el Consejo de Ministros, el grupo socialista enmendó la ley para excluir de la protección de esta norma a los perros de caza.

Unidas Podemos ha reiterado en varias ocasiones que la exclusión de los perros de caza de esta iniciativa carece de encaje jurídico porque no se puede discriminar a unos animales de otros solo por sus actividad.

Lograr un acuerdo para evitar que decaiga la ley animal

Belarra confía en lograr un acuerdo que evite que el proyecto de ley de Bienestar Animal decaiga, porque «no se entendería» la falta de consenso en el Parlamento de un acuerdo previo de Gobierno, como es esta iniciativa compartida, para proteger a todos los animales.

«Creo que nadie entendería que una ley que proviene del Gobierno, que tenía el acuerdo en el seno del Gobierno pueda caer en él, en el Parlamento», ha dicho la ministra en respuesta a un periodista en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La ministra Belarra ha añadido que tampoco «entendería nadie» que se dejara «desprotegidos a los perros de caza cuando precisamente el objetivo de la ley era que todos los animales quedarán protegidos frente al maltrato, frente al abandono».