El caso de Marbella se esclarece con la confesión del detenido y el ADN

Málaga (EFE).- El detenido por la desaparición de su expareja en Marbella (Málaga) ha confesado que la decapitó y arrojó el cuerpo, sin las manos, al mar, donde fue hallado el pasado domingo, según ha informado este jueves la Policía Nacional.

Con la confesión de este hombre, de 45 años y nacionalidad colombiana, al igual que la víctima, que tenía 46 años, la Policía ha dado por esclarecido el caso, por el que se detuvo a una segunda persona, amigo del arrestado.

Lo que hasta ahora eran dos investigaciones -la del hallazgo del cadáver y la de la desaparición- han confluido en un mismo hecho: un asesinato. Esta muerte eleva a cinco las mujeres asesinadas por violencia machista en los primeros días del año.

Los investigadores han reconstruido los hechos en un enclave de la costa marbellí donde, según declaraciones del autor confeso, acabó con la vida de su expareja y arrojó su cuerpo mutilado al mar, ha indicado la Comisaría Provincial del Cuerpo Nacional de Policía en Málaga.

Ante las evidencias que le incriminaban en la desaparición de la víctima, la expareja ha terminado reconociendo el crimen en la sede policial antes de ser puesto este mismo jueves a disposición judicial.

El amigo del agresor, arrestado por implicación en el homicidio

Su amigo supuestamente lo habría llevado a él y a la víctima -aún con vida- en una furgoneta a la localización donde tuvo lugar el homicidio y agentes de Policía Científica han llevado a cabo una inspección ocular sobre el terreno con la recogida de vestigios.

La furgoneta con la que se desplazaron ha sido intervenida en Madrid y el amigo ha sido arrestado por su presunta implicación en un delito de homicidio, como presunto coautor.

La investigación se inició el domingo a partir de una denuncia interpuesta en dependencias policiales por la desaparición de una mujer, víctima de violencia de género. Fueron los familiares de ella los que lo pusieron en conocimiento de la Policía.

El agresor la había amenazado días antes

En la denuncia, la familia expuso que ella había recibido amenazas días atrás por parte de su ex pareja sentimental, que habría quebrantando las medidas cautelares dictadas por la autoridad judicial tras su detención a mediados de diciembre por malos tratos.

La investigación por la desaparición de la mujer fue asumida por agentes de la Comisaría de Marbella, localidad de residencia de la víctima.

Unas horas antes de la interposición de la denuncia, el cadáver mutilado de una mujer, con características físicas similares a la denunciada como desaparecida por sus familiares, fue hallado por unos ciudadanos en una playa de Marbella.

La Policía Nacional estableció la madrugada del pasado día 9 un dispositivo para localizar a la expareja de la mujer e inicialmente lo detuvieron a primera hora de la mañana por un delito de quebrantamiento de condena.

Efectuaron sendos registros domiciliarios en Marbella, uno en la casa del sospechoso y otro en la vivienda de la mujer, e intervinieron diversos efectos de interés para la investigación.

Los agentes recabaron diferentes pruebas testificales que situaban a la víctima y a su expareja en un mismo punto de la ciudad.

Una relación de 5 meses que ella quiso acabar

La víctima y el detenido habían mantenido una relación sentimental de unos cinco meses y la mujer decidió darla por acabada a finales de noviembre, fecha en la que comenzaron los problemas, y posteriormente, presentó denuncia en la Comisaría por un episodio de malos tratos.

Las indagaciones de los agentes permitieron este miércoles la detención de un amigo del principal sospechoso, arrestado por su presunta participación en los hechos.

Las actuaciones se iniciaron por el Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, si bien, ante los hechos investigados, fueron asumidas por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Marbella que ha dirigido y coordinado la investigación.

La actuación ha sido decretada secreta y está pendiente de los resultados que arrojen las pruebas de ADN, los cuales serán aportados por la Guardia Civil, así como de la búsqueda de más restos.

El ADN confirma que el cadáver de Marbella es el de la mujer desaparecida

Las pruebas de ADN llevadas a cabo en los laboratorios de criminalística de la Guardia Civil han confirmado que el cadáver hallado en el mar en Marbella corresponde a la mujer desaparecida hace unos días y cuya expareja ha confesado este jueves que la mató.

Fuentes del instituto armado han indicado a EFE esta coincidencia en el cotejo de los muestras y han señalado que agentes del Grupo especial de actividades subacuáticas (GEAS) buscan desde este jueves en el mar posibles restos, tarea a la que mañana se incorporarán miembros del Servicio Marítimo.