¿Qué pasa en la barriada del Príncipe, en Ceuta, escenario de más de una docena de tiroteos?

Rafael Peña |

Ceuta (EFE).- La barriada del Príncipe Alfonso en Ceuta se ha convertido en los últimos meses en un reguero de pólvora como consecuencia de más de una docena de tiroteos que han acabado con la vida de dos personas y han dejado a al menos trece heridos desde el pasado mes de abril.

La frecuencia de los actos delictivos con armas de fuego de por medio se ha incrementado de una forma considerable en los últimos meses, hasta el punto de que la Policía Nacional ha puesto en marcha un operativo denominado «Operación Plomo» destinado a acabar con estos tiroteos.

Dos fallecidos -uno de ellos un menor de 16 años-, trece heridos -entre ellos un menor de 15 años y otro de 16 años- y más de una docena de tiroteos es el resultado de esta escalada de violencia que se produce en una barriada del extrarradio de la ciudad donde viven más de 9.000 personas.

¿Cuál es el origen?

El origen de los tiroteos hay que buscarlo el 16 de abril de este año cuando el joven Ibrahim Buselham El Boughannami, de 16 años y estudiante del Grado Medio de Cocina en el IES Almina, perdía la vida al recibir un disparo en la frente cuando viajaba de copiloto en una motocicleta.

Operativo policial en la barriada del Príncipe de Ceuta tras el asesinato de un militar de 37 años.
Operativo policial en la barriada del Príncipe de Ceuta tras el asesinato de un militar de 37 años. EFE/Reduan Dris

El joven se dirigía hacia la barriada del Príncipe cuando recibió el impacto de bala que le hizo perder la vida tres horas después del suceso en la UCI del Hospital Universitario de la ciudad.

La muerte del menor dio origen a un enfrentamiento entre bandas rivales ya que, al parecer, los disparos iban dirigidos contra el propietario de la motocicleta y no contra el joven fallecido, que habría tenido la mala fortuna de ir a bordo de la moto, según han informado a EFE fuentes próximas a la investigación.

En los días sucesivos se registraron varios tiroteos no sólo en el Príncipe sino en la barriada próxima de Los Rosales, relacionándose los mismos con este fallecimiento.

La mayoría de los atentados tienen que ver por enfrentamientos entre dos bandas rivales por el control del narcotráfico en la ciudad.

¿Qué hace la policía?

La Policía Nacional abrió el 21 de abril la denominada «Operación Plomo», que incluso llegó a suponer el traslado a Ceuta durante varios días de unidades especiales desplazadas desde Sevilla para incrementar la presencia policial en el barrio del Príncipe.

Las brigadas de Información y de la Policía Judicial están implicadas en este operativo que ha supuesto ya la detención de 36 personas, de los cuales once se encuentran en prisión preventiva por los delitos de homicidio en grado de tentativa, estar en posesión de armas de forma ilegal o de atentados contra agentes de la autoridad, entre otros.

Operativo policial en la barriada del Príncipe de Ceuta
Operativo policial en la barriada del Príncipe de Ceuta. EFE/Reduan Dris

El jefe de la Policía Nacional en Ceuta, Javier Daniel Nogueroles, ha destacado recientemente en una comparecencia pública que esta operación finalizará «cuando todos los implicados sean puestos a disposición del Ministerio Fiscal y de la autoridad judicial, objetivo que conseguiremos con nuestra perseverancia».

Mientras tanto, los agentes han incrementado la presencia y las redadas en la barriada, donde el pasado viernes se registraron hasta seis policías heridos a pedradas cuando intentaban acceder a un domicilio para llevarse detenida a una persona vinculada con estos tiroteos.

¿Quiénes son los protagonistas?

La mayor parte de los detenidos en estas acciones policiales son jóvenes de la ciudad, en edades comprendidas entre los 20 y los 30 años, que viven bien en la propia barriada o en algunas del entorno como Los Rosales.

Se trata de jóvenes sin formación académica, en la mayoría de los casos, que no encuentran trabajo y que suelen vivir del pequeño tráfico de sustancias estupefacientes, según el perfil elaborado por la policía.

Operativo policial en la barriada del Príncipe de Ceuta.
Operativo policial en la barriada del Príncipe de Ceuta. EFE/Reduan Dris

En varios casos se han producido situaciones de menores implicados, a los que se les encarga determinadas «misiones» dentro del entramado de la banda amparándose en su condición de menor ante la ley, con lo que las penas son sensiblemente inferiores.

En muchas ocasiones, los disparos se producen en las extremidades inferiores, sirviendo como «aviso» a las víctimas que presuntamente mantienen cualquier tipo de deuda con la organización.

¿Qué dicen los vecinos?

En la barriada del Príncipe viven más de 10.000 personas, todos españoles de religión musulmana, que han denunciado en muchas ocasiones, sobre todo a raíz de mensajes en las redes sociales, que viven atemorizados «por unos pocos» y que temen por la integridad de sus hijos.

La evolución urbanística de la barriada provoca que sea un enjambre de calles estrechas -muchas de ellas sin salida- y con muchas casas bajas, que en ocasiones suele facilitar la huída de los delincuentes, según han confesado a EFE fuentes policiales.

Varios vecinos de la barriada de El Príncipe
Varios vecinos de la barriada de El Príncipe. EFE/Reduan

El presidente de la barriada, Abdelkamil Mohamed «Kamal», ha manifestado en sus redes sociales que lo que está viviendo el barrio «es incomprensible para la mayoría de nosotros. Despertarse otro día con la triste noticia de que uno de nuestros vecinos le han quitado la vida es desgarrador y te da un bajón».

«Una sensación que ya llevamos muchos años padeciendo y parece que no tiene cura, dos mil vueltas a mi mente intentando descifrar lo que sucede pero pronto me doy cuenta que hay un cúmulo de circunstancias que han creado todo esto, empezando por la corrupción, manipulación y discriminación, falta de valores, educación, paro, familias desestructuradas, etc… un cóctel peligroso que está desangrando nuestra juventud, la vecindad y a la comunidad», ha reflexionado Kamal.

¿Qué pasa con las armas?

La Policía Nacional ha intervenido ya más de una docena de armas utilizadas en estos tiroteos, entre ellas un subfusil, como consecuencia de diferentes operaciones que siempre se suelen realizar de madrugada, con la intención de evitar la acción de los delincuentes.

Operativo policial en la barriada del Príncipe de Ceuta.
Operativo policial en la barriada del Príncipe de Ceuta. EFE/Reduan Dris

En cualquier caso, los agentes han determinado la existencia de numerosas armas ilegales que fueron introducidas en la ciudad hace varios años y que preferentemente están ocultas en zulos o lugares que no han podido ser descubiertos por los agentes, pese a varias búsqueda en este sentido.

Lo cierto es que la barriada del Príncipe Alfonso sigue siendo escenario de numerosos actos violentos con armas de fuego a los que la Policía intenta poner freno.

Edición Web: Rosa Corona