Rafael Nadal y su esposa, Mery Perelló, estrenan paternidad

Palma (EFE).- El tenista Rafael Nadal y su esposa, Mery Perelló, han sido padres de un niño que ha nacido en la mañana de este sábado en una clínica privada de Palma, ha confirmado EFE.

Nadal, ganador de 22 títulos de Grand Slams, ha estado presente en el nacimiento del bebé ya que prepara, en su academia de Manacor, el regreso a las pistas en el Masters 1.000 de París-Bercy que se disputará a partir del 31 de octubre.

El segundo tenista del mundo en la clasificación ATP, tras su compatriota Carlos Alcaraz, ha acompañado a su mujer en la clínica desde su derrota en los octavos de final del US Open ante el estadounidense Frances Tiafoe.

«Hay cosas más importantes que debo atender», declaró Nadal, de 36 años, tras quedar eliminado en Nueva York y no poder optar a su vigésimo tercer título de Grand Slams.

María Francisca Perelló, directora de la Fundación Rafa Nadal y esposa del tenista.
María Francisca Perelló, directora de la Fundación Rafa Nadal y esposa del tenista. EFE/Cati Cladera/Archivo

Como sabéis, a nivel personal estoy en una situación que es importante para mí. Y tengo que ir gestionándolo todo. Mi mujer está bien. Lo que pasa es que son situaciones que son más difíciles de gestionar cuando uno está lejos de casa”, añadió en unos momentos de incertidumbre por la hospitalización de su mujer.

Solo interrumpió el cuidado de su esposa para estar presente en la despedida del tenis profesional de su amigo, el suizo Roger Federer, en la reciente Laver Cup.

De hecho, solo permaneció un día en ese torneo para regresar de inmediato a Mallorca.

Mery, de 34 años, ingresó en una clínica de Palma a finales de agosto con el objetivo de extremar las precauciones en el periodo final de su embarazo.

Nadal y Mery Perelló contrajeron matrimonio el 19 de octubre de 2019 en Sa Fortalesa, situada en el municipio mallorquín de Pollensa, en una boda a la que asistieron los reyes eméritos, don Juan Carlos y doña Sofía, familiares y amigos de la pareja.

En 2017, el considerado mejor deportista español de la historia, confesaba: «A mí me encantaría tener algunos hijos. Soy una persona a la que le encantan los niños, soy muy familiar, y evidentemente que sí que me gustaría formar una familia».

Edición web: Marina González