Más País y Compromís apoyarán reformar la sedición pero enmendarán el texto

Madrid (EFE).- Más País y Compromís votarán a favor el jueves de la reforma del Código Penal para suprimir el delito de sedición, aunque presentarán enmiendas al texto posteriormente para que la tipificación de los desórdenes públicos agravados no incluya la intimidación como posible causa.

Tanto el líder de Más País, Íñigo Errejón, como el diputado de Compromís, Joan Baldoví, han confirmado este lunes que el Gobierno contará con su apoyo en la toma de consideración de la propuesta de PSOE y Unidas Podemos de suprimir la sedición como tal, cuyo debate parlamentario será el jueves entrada la noche, tras la votación a los presupuestos para 2023.

Ambos creen que suprimir la sedición situará a España en línea con las tipologías penales de los países del entorno europeo, pero, fuentes de Más País y Compromís señalan a EFE que tienen objeciones para el delito de desórdenes públicos agravados en la redacción que ha sido propuesta, en especial en lo referido a la intimidación.

Explican desde Más País que por la vía de admitir la intimidación durante una manifestación cabría la posibilidad de que se reprimieran movilizaciones pacíficas en las que no ha habido violencia, explican las fuentes, y por ello Errejón ha confirmado que presentarán una enmienda.

Sí a la reforma de sedición pero no malversación

Donde no entrarán a enmendar es en el delito de malversación, toda vez que el Gobierno ha preferido enfriar esta modificación.

La portavoz del PSOE, Pilar Alegría, ha preferido este lunes no avanzar ningún escenario respecto a las enmiendas, incluidas también las que pudiera presentar ERC para modificar el delito de malversación, porque prefiere no comentar «hipótesis».

Compromís, por su parte, no descarta enmendar la ley respecto al concepto de intimidación mientras que otros partidos como el BNG ya avanzó la semana pasada que su voto final a la ley dependerá que de cómo quede redactado este delito en el Código Penal.

La CUP aún no ha decidido si apoyará o no la toma en consideración de la proposición de ley, que según su diputada Mirei Vehí supone una «victoria clara del independentismo catalán» pero implica también trasladar lo que era sedición a lo que serán los desórdenes públicos agravados, en un nuevo «atentado al derecho a la protesta».

Vehí ha lamentado que así se permitirá perseguir las ocupaciones de oficinas bancarias para conseguir daciones de pago o las protestas frente a los desalojos, por lo que la formación anticapitalista ha pedido a ERC y a Unidas Podemos que se «planten» ante esta reforma penal.