El Gobierno retira la medalla del Trabajo a Franco y otros represores de la dictadura

Madrid (EFE).- La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha anunciado la retirada inmediata de la medalla al mérito del Trabajo al dictador Francisco Franco y a otros colaboradores de la represión franquista.

En una rueda de prensa, y visiblemente emocionada, Díaz ha pedido «disculpas» por el tiempo tardado en retirar estas condecoraciones de un «libro de la infamia» a personas con las «manos manchadas de sangre».
«Nunca más», ha añadido Díaz.

En la lista de esta primera tanda de medallas retiradas este mismo jueves a miembros del aparato represor franquista están, además de Francisco Franco, José Luis Arrese y Magra, José Antonio Girón de Velasco, Cardenal Enrique Pla y Deniel, Juan Yagüe Blanco, José Solís Ruiz, José María Fernández de Ladreda y Menéndez Valdés, Jesús Romero Gorría, Félix Huarte Goñi y José León de Carranza y Gómez Pablos.

La retirada, explica Trabajo en una nota, se hace en cumplimiento de la Ley 20/2022, de 19 de octubre, de Memoria Democrática, apenas seis días después de su entrada en vigor.

El Gobierno retira la medalla del Trabajo a Franco y otros represores de la dictadura
Francisco Franco, en en una imagen de archivo.- Efe/jt

El Consejo de Ministros aprobó el pasado mes de febrero un nuevo reglamento de la Medalla y la Placa al Mérito en el Trabajo para permitir, entre otros cambios, retirar las otorgadas a colaboradores de la represión franquista.

La norma permite retirar las medallas «cuando quede acreditado que la conducta y trayectoria de la persona o entidad condecorada sea incompatible con la ejemplaridad cívica y profesional exigida para la obtención del galardón».

También, especifican, cuando la persona beneficiaria, «antes o después de la concesión, hubiese formado parte del aparato de represión de la dictadura franquista y hubiera cometido actos u observado conductas manifiestamente incompatibles con los valores democráticos y los principios rectores de protección de los derechos humanos».

Estas condecoraciones se crearon en 1926, desaparecieron durante la Segunda República, se reinstauraron en la dictadura y su última regulación databa de 1982.

La nueva regulación adapta la norma a la legislación vigente en materia de memoria histórica, particularmente en relación con los derechos de las víctimas de la dictadura y permitirá que se pueda otorgar a título póstumo.

Edición web: Nuria Santesteban