Reyes Maroto, la novena esperanza del PSOE para alcanzar Madrid tras 33 años

Sol Carreras |

Madrid (EFE).- El PSOE ha cerrado filas en torno a la ministra Reyes Maroto tras anunciar su candidatura para el Ayuntamiento de Madrid, pero algunos socialistas admiten cierta decepción al considerar que no cumple con las expectativas generadas por el propio partido y creen que las opciones iniciales eran otras.

Este lunes durante la inauguración de una jornada sobre turismo en Madrid, Maroto ha confirmado lo que desde hace días era un «secreto a voces» entre sus propios compañeros de partido, aunque muy pocos conocían la información de primera mano.

«Todos debemos estar a una con Reyes Maroto, como Fuenteovejuna», comenta a EFE un veterano socialista madrileño, que dice que al ser la candidata impulsada por la dirección nacional y regional del partido sólo queda la opción de «ayudarla y apoyarla» y es preferible que no salgan más rivales para no «complicar» el proceso.

Sin embargo, reconoce que a algunos de los militantes con los que ha hablado «no les gusta especialmente el perfil» de Maroto porque el propio partido generó «muchas expectativas que no se han cumplido», ya que pese a ser una ministra no es muy conocida por el gran público.

«Quién es Reyes?

Según el barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas casi la mitad de los ciudadanos no saben quién es Maroto, algo que la propia ministra tratará de cambiar con una campaña centrada «en la calle» y otras estrategias de comunicación, como un vídeo difundido en Twitter donde varios amigos y compañeros responden a la pregunta de «¿quién es Reyes?».

En Ferraz y en la dirección del PSOE de Madrid restan importancia a este hecho al señalar que aún hay tiempo hasta las elecciones municipales de mayo para darse a conocer y comentar además que ni el alcalde, José Luis Martínez Almeida, ni la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, eran demasiado conocidos antes de su elección.

La mayoría de representantes socialistas consultados por EFE coinciden en alabar las cualidades de Maroto, a la que califican de una persona «muy trabajadora, infatigable y tenaz», «dialogante» y con «capacidad de gestión», pero algunos dudan de que sea capaz de despertar ilusión entre la ciudadanía.

«Tiene un excelentísimo perfil técnico, ¿pero sabrá ganarse el corazón de los madrileños? Tendrá que demostrarlo», dice un diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid.

Una candidata del partido

Además, algunos miembros del PSOE de Madrid tienen la sensación de que el partido pretendía impulsar a algún candidato más «potente» para el Ayuntamiento de Madrid al que han estado «buscando hasta el último minuto» y creen que al no lograrlo han recurrido a Maroto como «descarte».

De hecho, el PSOE tenía previsto cerrar el plazo de presentación de precandidaturas para Madrid capital en septiembre pero en el último momento decidió retrasarlo un par de meses hasta el 21 y 22 de noviembre para tener más margen para elegir a alguien «potente».

Sin embargo, fuentes de la dirección del PSOE de Madrid aseguran que la candidatura de Maroto se cerró en ese momento, a mediados de septiembre, aunque han esperado a hacerlo público hasta ahora por una cuestión de estrategia, para poner el foco en la Comunidad de Madrid y en Ayuso, muy cuestionada ahora por su gestión sanitaria.

Y aunque Maroto no es una persona procedente del ámbito municipal, en el PSOE valoran que sea del partido y que estuviera tres años como diputada en la Asamblea de Madrid antes de trabajar como ministra de Industria, Comercio y Turismo.

«Estamos contentos con que se acabe con la especulación y con el perfil de Reyes. No nos han puesto un sapo», ha resumido una fuente del grupo municipal socialista.

Cierre de filas

La escenografía no ha dejado lugar a dudas de que Maroto es la candidata oficialista del partido, ya que al acto de este lunes le han acompañado seis ministros socialistas; el secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán; y el líder de los socialistas madrileños, Juan Lobato, entre otros representantes.

Especialmente significativa ha sido la presencia de la delegada de Gobierno y secretaria de la agrupación socialista de Madrid ciudad, Mercedes González, hasta hace unos meses aspirante natural del partido impulsada por Ferraz, pero que renunció a participar en las primarias tras conocerse que las encuestas internas sobre su perfil no eran favorables.

También ha contribuido al cierre de filas la presencia de la concejal Enma López, que ha descartado rotundamente participar en las primarias, y la de la portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Mar Espinar, que en declaraciones a EFE ha deseado "la mejor de las suertes" a Maroto, sin llegar a aclarar si competirá en el proceso.