Sánchez y Feijóo vuelven a medir sus fuerzas en el Senado

Antonio del Rey |

Madrid (EFE).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, volverán a medir sus fuerzas este martes en el pleno del Senado, en un nuevo cara a cara de ambos líderes que tendrá lugar cuando siguen aumentando los frentes abiertos entre las los principales fuerzas políticas.

Si la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) sobrevoló el último encuentro parlamentario entre ambos del 18 de octubre, hasta el punto de marcar un tono menos crispado porque entonces Gobierno y PP estaban inmersos en estas negociaciones, el panorama que rodea esta nueva cita está mucho más complicado.

No solo se ha frustrado la renovación del CGPJ tras la ruptura de las conversaciones por parte del PP ante la decisión de Pedro Sánchez de seguir adelante con la reforma del delito de sedición, sino que además se suman nuevas polémicas de gran calado político que están enturbiando las relaciones entre Gobierno y oposición.

Por lo pronto, el Gobierno de coalición -a través de los grupos parlamentarios socialista y el de Unidas Podemos- ya ha dado los pasos para modificar en el Congreso el Código Penal y rebajar las penas a las conductas que ahora se castigan como sedición, en una operación que quieren culminar antes de que acabe el año.

sanchez feijoo senado
El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, en una imagen de archivo. EFE/Juanjo Martín

ERC, socio preferente del Ejecutivo, artífice de este cambio e indispensable para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado, también quiere que la ocasión se aproveche para modificar el tipo penal de la malversación, que como la sedición afecta a los independentistas catalanes condenados por el «procés».

De paso, esta otra reforma podría beneficiar al expresidente de la Junta de Andalucía, el socialista José Antonio Griñán, pendiente de ingresar en prisión tras se condenado por malversación en el caso de los ERE.

Pregunta concreta de Feijóo

Por eso el presidente del PP ha optado por registrar una pregunta muy concreta para Pedro Sánchez en la sesión de control que comienza este martes a partir de las cuatro de la tarde: «¿Va a seguir reformando el Código Penal para favorecer a miembros de su partido y a sus socios de Gobierno?».

Pero será difícil que en los siete minutos y medio que tiene para preguntar y replicar a Sánchez Feijóo no acabe abordando el otro gran frente que acosa al Gobierno, la aplicación de la ley del «solo sí es sí», que está suponiendo la rebaja de penas a condenados por delitos sexuales, como violadores, e incluso alguna excarcelación.

Un asunto que ha generado una enorme polémica con la oposición y también un insólito enfrentamiento con el poder judicial.

Porque los reproches a los jueces de la ministra de Igualdad, Irene Montero, por una supuesta aplicación incorrecta de la ley bajo acusaciones de machismo han sido contestados casi unánimemente por las asociaciones judiciales y los fiscales y han llevado al PP a exigir su dimisión.

sanchez feijoo senado
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en una imagen de archivo. EFE/Rodrigo Jiménez

Todo ello sin olvidar que las dificultades económicas por las que pasan los ciudadanos, debidas principalmente a la elevada inflación, siguen estando muy presentes en debate político.

Cuarta ocasión en que se ven las caras

Será la cuarta ocasión en que Sánchez y Feijóo se vean las caras en sede parlamentaria; siempre ha sucedido en el Senado porque Feijóo no es diputado y tras relevar a Pablo Casado al frente del PP fue designado senador autonómico por el Parlamento de Galicia.

El pasado 7 de junio ambos se enfrentaron por vez primera en el Senado, en un pleno de control.

Después lo han hecho en dos ocasiones más, pero con motivo de comparecencias monográficas de Sánchez, la primera el pasado 6 de septiembre, sobre el plan energético del Gobierno, y la última el 18 de octubre sobre las medidas económicas adoptadas por el Ejecutivo para afrontar la crisis.

En estos dos últimos plenos Sánchez pudo intervenir sin límite de tiempo gracias a la potestad que concede al Gobierno el Reglamento del Senado, pero el martes tendrá que restringir su respuesta y réplica a los mismos siete minutos y medio de su interlocutor al tratarse de una sesión de control con tiempo tasado.

Con el mismo formato, el presidente Sánchez responderá este martes a dos preguntas más en este mismo pleno.
Una será formulada por el portavoz de JxCAT, Josep Lluís Cleries, quien quiere saber por boca de Sánchez si las instituciones europeas «son homologables en el marco de la UE».

La otra corre a cargo del senador navarro de Geroa Bai Koldo Martínez, interesado en las competencias pendientes de traspasar a la Comunidad Foral de Navarra.