Siete detenidos por estafar casi 2.000.000 de euros a empresas y clientes

Sevilla, 31 ago (EFE).- La Policía Nacional ha detenido en la provincia de Sevilla a siete personas e investiga a otras tres por pertenencia a una organización criminal que estafó casi dos millones de euros a empresas, autónomos y clientes de estos mediante el método «man in the middle».

Esta estafa consiste en interceptar las comunicaciones electrónicas entre proveedores y clientes con la finalidad de acceder a la documentación intercambiada, sobre todo facturas, según recoge el comunicado policial.

Tras esto los delincuentes simulaban ser el proveedor para reclamar al cliente el importe adeudado ofreciendo una cuenta bancaria distinta de la habitual, de esta forma transferían a segundas y terceras cuentas el dinero o lo extraían en efectivo para evitar que le siguieran el rastro.

La denominada Operación Lucus comenzó hace dos años, cuando una cadena de perfumerías con tiendas en España denunció una estafa de casi 200.000 euros mediante este método.

Tras las investigaciones, los agentes de la Policía Nacional identificaron a los autores de los hechos vinculados a numerosas estafas similares y localizaron a víctimas en España y en el extranjero.

En el marco de la operación los agentes han practicado cuatro entradas y registros de domicilios en las localidades de Coria del Río, Los Palacios y Villafranca y Los Molares, donde se ha intervenido material de informática, un ordenador, ocho teléfonos móviles, documentación y 2.000 euros en efectivo, según la nota.

A los siete detenidos y tres investigados se les imputan los delitos de pertenencia a organización criminal, estafa, falsedad documental, acceso ilegal informático y blanqueo de capitales; además, los investigadores estiman que han defraudado a diferentes empresas y negocios unos dos millones de euros.

Desde la Policía Nacional recomiendan dar importancia a las medidas de seguridad informática, usando antivirus, contraseñas seguras y actualizaciones constantes, confirmar la veracidad de las transacciones vía telefónica y desconfiar de correos electrónicos sospechosos.