El temporal de nieve, viento y oleaje comienza a ceder, pero 8 comunidades continúan en naranja

Madrid (EFE).- El temporal de nieve, fuerte viento y oleaje comienza a ceder, pero aún mantiene 8 comunidades en alerta naranja (riesgo importante) por nevadas de hasta 30 cm de espesor en la mitad norte del país en cotas entre 300-500 metros, informa la Aemet en su web.

Aragón sigue en nivel naranja por acumulaciones de 30 cm de nieve en 24 horas, principalmente en el sector occidental del Pirineo oscense, a cualquier cota y subiendo a 900-1.000 metros la segunda mitad del día; además hay aviso amarillo por riesgo de aludes, viento y mínimas de hasta 6 grados bajo cero.

Las comunidades de Asturias y Galicia mejoran en incidencia de fenómenos meteorológicos adversos, aunque en ambas se ha activado el aviso naranja por mar combinada del noroeste con olas de 5 a 6 metros mar adentro y viento del noroeste de 50 a 61 km/h (fuerza 7); asimismo en las dos hay nivel amarillo por lluvias que dejarán 40 litros en 12 horas.

Cantabria continúa en aviso naranja por espesores de nieve de 15 cm en 24 horas en el centro y en el valle de Villaverde, a partir de 500-600 metros, y por mar combinado del noroeste con olas de 5 a 6 metros y viento del oeste entre 50 a 61 km/h (fuerza 7), ocasionalmente entre 62 y 74 km/h (fuerza 8) por la tarde.

El temporal de nieve, viento y oleaje comienza a ceder, pero 8 comunidades continúan en naranja
Imagen de la Plaza del Castillo de Pamplona que ha amanecido nevada. EFE/Villar López

La Aemet alerta además de aviso amarillo por lluvias con una precipitación de 40 litros en 12 horas en áreas del litoral cántabro y centro de la comunidad.

En el País Vasco se prevén espesores de nieve entre 7 y 15 cm, dependiendo de las zonas, en una cota de nieve entre 400-500 metros aunque las acumulaciones más importantes se darán por encima de 500 metros, afectando a las vías de comunicación entre provincias; también hay nivel naranja por viento del oeste entre 50 a 61 km/h (fuerza 7), ocasionalmente entre 62 y 74 km/h (fuerza 8) por la tarde y olas de 4-5 metros.

Navarra ha activado el aviso naranja por nevadas con espesores entre 10 y 20 cm en 24 horas en una cota en torno a los 400-800; Aemet avisa de que hay aviso amarillo por riesgo de aludes, deshielos y por lluvias que dejarán 40 litros en 12 horas.

En el Mediterráneo, Cataluña sigue en naranja por rachas máximas de viento de 100 km/h y por olas que alcanzarán 3 metros, y nivel amarillo por nevadas y mínimas de 6 grados bajo cero en el Pirineo, mientras que la Comunidad Valenciana está en naranja por rachas máximas de 100 km/h, con viento del noroeste, y olas de 2-3 metros.

Las comunidades de Andalucía, Islas Baleares, ambas Castillas, Madrid y La Rioja tienen aviso amarillo por viento, oleaje, nieve o por temperaturas mínimas.

El temporal de nieve, viento y oleaje comienza a ceder, pero 8 comunidades continúan en naranja
Vista del oleaje en la playa de La Zurriola de San Sebastián. EFE/Javier Etxezarreta

Aemet avisa de que con la alerta naranja existe riesgo meteorológico importante, con cierto grado de peligro para las actividades usuales, y con la amarilla no existe riesgo meteorológico para la población en general, aunque sí para alguna actividad concreta.

Las nevadas afectan aún a más de un centenar de vías, 11 de la red principa

El temporal de nieve afecta todavía a 144 vías de la red de carreteras, de las cuales 11 son principales, con complicaciones para el tráfico en varias comunidades de la mitad norte, siendo obligatorio el uso de neumáticos de invierno o cadenas en estos momentos en Aragón y Navarra.

En concreto se necesitan cadenas para circular en Huesca en la A21, en su paso por Jaca, y en esa misma vía en Navarra, a la altura de Yesa, según el último boletín informativo de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Además, está prohibido el paso a camiones y articulados en Álava, en la A1 en su paso por Armiñón, y en la A21 en Navarra, en Noain.

Por otra parte son transitables aunque con precaución otras nueve vías de la red principal de las que ocho pertenecen a Castilla y León: cuatro de ellas en Burgos, dos en León, una en Palencia y otra en Zamora.

En cuanto a la red secundaria hay 29 carreteras cortadas y las comunidades con más complicaciones son Castilla y León, Aragón, Asturias y Cantabria.