La tensión política por la ruptura sobre el CGPJ llega al pleno del Congreso

Madrid (EFE).- El Gobierno afirma que no está pensando retomar la reforma de la ley del CGPJ para rebajar la mayoría parlamentaria necesaria para elegir a sus miembros y que su objetivo es seguir presionando al Partido Popular para que cumpla la Constitución y acabe con su «insumisión».

Después de que el PP rompiera la pasada semana las negociaciones para renovar el órgano de gobierno de los jueces con el argumento de que el Ejecutivo pretende rebajar las penas del delito de sedición, el Gobierno considera que la estrategia es seguir dejando patente que el principal partido de la oposición no cumple con el texto constitucional.

Así lo explicitó la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, tras la reunión del Consejo de Ministros del pasado lunes, así ha vuelto a exponerlo este miércoles el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, ante el pleno del Congreso, y ese es el mensaje que pretende seguir trasladando Moncloa.

Fuentes del Gobierno señalan que van a ser «contundentes» con esa exigencia porque no se puede naturalizar el incumplimiento de la Constitución.

La tensión política por la ruptura sobre el CGPJ llega al pleno del Congreso
La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, a su llegada la sesión de control al Gobierno en el Congreso. EFE/Fernando Villar

Afirman que en eso van a seguir insistiendo y que el Gobierno no está en retomar la reforma de la ley del poder judicial para permitir que los integrantes del CGPJ sean elegidos por mayoría absoluta en vez de por tres quintos de los diputados.
Una reforma que llegó a plantear también el PSOE pero que retiró tras las reticencias de Bruselas.

Frente a la posición de la parte socialista del Gobierno, el portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, ha insistido en defender la reforma porque sólo ve dos opciones, o cambiar las mayorías o «permitir que se consume el golpe blando del PP.

Después de las críticas vertidas contra Sánchez este miércoles en el pleno de la Cámara baja por la portavoz del grupo popular, Cuca Gamarra, por pretender reformar la sedición, las fuentes explican que el presidente del Gobierno ha estado «donde tiene que estar», pidiendo que el PP se atenga a la ley («¡Si hasta Bolsonaro dice que va a cumplir la Constitución!», apostillan) y sin entrar a responder las descalificaciones.

Otros diputados del PP, como Carlos Rojas y Ana Belén Vázquez, han utilizado sus turnos de preguntas a varios ministros para acusar al Gobierno de ceder ante los independentistas con la única pretensión de mantenerse en el poder y de sugerir que el propio ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, podría haber negociado con el expresidente catalán Carles Puigdemont, la reforma de la sedición.

Esa estrategia del PP cree el Gobierno que es fruto de que carece de proyecto, de la falta de liderazgo de Alberto Núñez Feijóo y de que las encuestas empiezan a dejar patente que sus expectativas se van diluyendo.

Confía el Ejecutivo en que el CGPJ cumpla también con la ley y haga su trabajo para nombrar a los dos magistrados del Tribunal Constitucional que han de sumarse a otros dos que debe designar el Ejecutivo.

«Debe tomar una decisión y desbloquear esos nombramientos», se resalta desde Moncloa.

Por su parte, fuentes socialistas ratifican que la estrategia es repetir una y otra vez lo que consideran evidente, que el PP no está cumpliendo la Constitución, para que desista de su actitud.

La tensión política por la ruptura sobre el CGPJ llega al pleno del Congreso
La portavoz del Grupo Popular, Cuca Gamarra, durante la sesión de control al Gobierno. EFE/Fernando Villar

«Se tiene que cocer en su salsa», señalan estas fuentes, que, no obstante, son pesimistas respecto a la posibilidad de que se pueda desatascar la renovación del órgano de gobierno de los jueces antes de las próximas elecciones generales.

Descartan también que vaya a haber ahora novedades respecto a la reforma del Código Penal para reducir las penas por delitos de sedición e insisten en que Alberto Núñez Feijóo ha demostrado que «no es líder de nada».

El PP exige que Sánchez no rebaje la sedición ni legisle «a medida» de ERC

Tras romper la negociación para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el PP ha exigido en el pleno a Pedro Sánchez que rectifique y no rebaje las penas del delito de sedición ni legisle «a medida» de ERC o del expresident de la Generalitat Carles Puigdemont.

Sin mencionar el CGPJ, la portavoz de los populares en el Congreso, Cuca Gamarra, ha llevado así a la Cámara Baja la última línea roja del PP para desbloquear el Poder Judicial, en el primer cara a cara parlamentario con el jefe del Ejecutivo desde que el pasado jueves la formación de Alberto Núñez Feijóo suspendiese el diálogo y reclamase una posición conjunta frente al «procés».

Gamarra ha preguntado a Sánchez «quién es el nuevo señor X del PSOE que fue a ver a Puigdemont», quién ha «ido a negociar el Código Penal a medida de los líderes golpistas» o quién ha ofrecido que las leyes en España «se redacten a la medida de ERC», y le ha pedido que renuncie en el Congreso a modificar sedición para bajar las penas.

El principal partido de la oposición ha acusado además al presidente del Gobierno de no tener «palabra» y ha recordado que en campaña electoral prometió tipificar como delito el referéndum ilegal o poner a Puigdemont ante la Justicia.

«El señor Feijóo tiene palabra, principios políticos y conciencia, usted no, y esa es la diferencia», ha espetado Gamarra, que ha señalado además que los pactos del presidente del Gobierno con los independentistas le inhabilitan para defender el interés general, y al argumentar que el PP sí lo defiende ha levantado risas en la bancada socialista.

La tensión política por la ruptura sobre el CGPJ llega al pleno del Congreso
El jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, interviene durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. EFE/Fernando Villar

Pedro Sánchez pide al PP que cumpla con la Constitución

En respuesta, Sánchez ha pedido al PP que cumpla con la Constitución y ha acusado a este partido de no tener «argumentos» por su posición respecto a la fiscalidad, la excepción ibérica o las ayudas al transporte, y de dedicarse únicamente a descalificar.

«Dicen que solamente hay un Gobierno legítimo cuando es del PP, que se cumple la Constitución a su conveniencia y que un español es un buen español cuando es del PP; basta ya y cumplan con la Constitución», ha exigido Sánchez.

Ambos se han enfrentado además por la situación económica, respecto a la que Gamarra ha alertado del paro o las facturas e hipotecas «insostenibles», mientras que Sánchez ha defendido que España crece por encima de la media de la UE o que tiene la segunda menor inflación tras Francia, lo que, a su juicio, demuestra la eficacia de la respuesta dada por el Ejecutivo.

Bolaños reprocha a la «derecha antisistema» que no cumpla la Constitución

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha afirmado que al Gobierno le gusta cuando España se parece a Europa, «también en la legislación penal», y ha asegurado que todo lo que hagan será siempre dentro de la ley y la Constitución, a diferencia de la «derecha antisistema que representan Vox y PP».

La tensión política por la ruptura sobre el CGPJ llega al pleno del Congreso
El ministro de Presidencia, Félix Bolaños (i), interviene durante la sesión de control al Gobierno. EFE/ Fernando Villar

En respuesta a una pregunta del diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro sobre si tiene intención el Gobierno de pactar con sus socios separatistas la celebración de un referéndum en Cataluña, Bolaños ha aprovechado para volver a arremeter contra el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, tras la ruptura de las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial.

Tras remarcar que es imprescindible para los dirigentes políticos cumplir la Constitución, ha afirmado que el liderazgo de Feijóo «está tocado, probablemente hundido».

«Dijo que iba a ser un hombre constitucionalista y no cumple la Constitución; dijo que venía a ser un líder, y se dedica a obedecer a los que le pusieron; y dijo que era un hombre de Estado y está agravando una crisis institucional en el Poder Judicial de nuestro país, por eso el liderazgo del señor Feijóo está como está. Es ya un nuevo líder fallido del PP, a la tercera va la vencida», ha señalado el ministro.

Ha recordado asimismo que en 2013, cuando el ahora diputado de Vox ocupaba la bancada del PP en el Congreso, el PSOE cumplió con la Constitución y renovó el Consejo General del Poder Judicial, a pesar de que en ese mismo año el PP aprobó la reforma laboral, una modificación de la ley del aborto y se conocieron unos papeles que ponían de manifiesto «que multitud de dirigentes del PP habían recibido dinero negro».

Para el diputado de Vox, que había exigido al ministro un si o un no a su pregunta, la «incapacidad» de Bolaños «para dar una respuesta clara acrecienta las sospechas» sobre un referéndum en Cataluña.

La tensión política por la ruptura sobre el CGPJ llega al pleno del Congreso
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d, abajo), durante la sesión de control al Gobierno. EFE/ Fernando Villar

Arrimadas acusa a Sánchez de negociar el CGPJ «en nombre del separatismo»

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, por su parte, ha acusado al presidente del Gobierno de negociar la renovación del Poder Judicial «en nombre de Podemos y del separatismo» para que las mayorías en el Consejo General (CGPJ) y el Tribunal Constitucional sean también del «nacionalismo» y ha alertado de que es «intolerable».

En declaraciones en los pasillos del Congreso, Arrimadas ha acusado además al jefe del Ejecutivo de no tener «escrúpulos» y ha dado por válido el escrito en el que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont sostuvo el pasado domingo que «gente del PSOE» le ha visitado para darle «expectativas de un buen trato, vía reforma del Código Penal, y un indulto».

«El mismo señor que es capaz de cambiar el Código Penal para favorecer a los que le sostienen en Moncloa por supuesto que es capaz de hablar y negociar con un prófugo de la Justicia, es no tengo ninguna duda, en esto sí que no miente el señor Puigdemont y en esto se manifiesta la falta de escrúpulos de este Gobierno», ha recalcado Arrimadas.

La líder de los naranjas también ha mostrado su repulsa ante la posibilidad de que se rebajen las mayorías para elegir el CGPJ, como pide Unidas Podemos, y ha acusado a los morados de exhibir «sin pudor» su «totalitarismo» en un terreno «abonado» por un «bipartidismo que lleva 40 años repartiéndose a los jueces».

YouTube player

Arrimadas ha llamado a «frenar ya» el hecho de que Sánchez negocie «en nombre de Podemos y el separatismo» y ha pedido que el bipartidismo deje de «dar vergüenza», de «manchar el nombre de España» y de «meter sus zarpas en la Justicia».

Ciudadanos reitera que no deben ser los políticos quienes elijan a los jueces -en referencia a los magistrados que son vocales del CGPJ- porque estos deben ser libres de «perseguir a los políticos en caso de que cometan delitos».

Edición web: Nuria Santesteban