Nochevieja y Año Nuevo, temperaturas altas de hasta 24 grados y pocas lluvias

Madrid (EFE).- Nochevieja y Año Nuevo estarán marcados por un tiempo estable con temperaturas excepcionalmente altas para la época, hasta 24 grados en puntos del Mediterráneo y 20 grados en Oviedo, Santander o Bilbao, y por lluvias acotadas al noroeste de la península, sobre todo Galicia.

Entre este viernes y Año Nuevo los valores estarán entre 5 y 10 grados por encima de lo normal, lo que podría propiciar uno de los finales de año más cálido desde que hay registros, ha señalado Rubén Del Campo, portavoz de Aemet para matizar que, a día de hoy, el récord de Nochevieja más templada lo tiene 2021.

Hoy se prevén «lluvias persistentes en el oeste de Galicia», con vientos muy fuertes en las costas de esta comunidad y también en puntos de las Comunidades Cantábricas y, de forma más débil, en Asturias, noroeste de Castilla y León, y en el entorno de Los Pirineos.

Turistas en Sevilla, disfrutan del buen tiempo.
Turistas en Sevilla, disfrutan del buen tiempo. EFE/Julio Muñoz

En el resto del país, habrá nubes con tendencia a un día más soleado y con máximas altas, especialmente en el Cantábrico, donde los vientos del sur o suroeste «dispararán los termómetros» hasta los 20 grados en Oviedo, Santander, Bilbao o San Sebastián.

El sábado, celebración de la Nochevieja, las lluvias quedarán acotadas a Galicia, más abundantes en la mitad occidental, para extenderse, de forma débil y aislada a Asturias, Castilla y León y Extremadura, mientras que en el resto del país brillará el sol.

Respecto a las temperaturas, Del Campo ha explicado, que serán «muy elevadas para la época» en ciudades del Cantábrico como Gijón, Santander, Bilbao o San Sebastián, donde no se bajará de los 15 grados y ascenderán a los 21 y 22 grados en horas del mediodía.

Las máximas subirán hasta los 22-24 grados en Girona, Valencia, Murcia, Alicante o Málaga; En el interior, Sevilla y Badajoz superarán los 20 grados; Ciudad Real, Ourense y Teruel 18 grados; Zaragoza, Vitoria y Pamplona 17 grados y Madrid 14-15 grados, además en la mayor parte de las capitales, se superarán los 13-14 grados.

Respecto a las mínimas, en el Mediterráneo serán un «poquito más frescas» que en el Cantábrico, en torno a los 9 a 12 grados, al igual que en el interior, por la presencia de cielos despejados que favorecerán el enfriamiento nocturno; en pocas capitales se bajara de 2 o 3 grados de mínima, ha señalado el portavoz.

2023 comenzará en casi toda España con una madrugada más templada que la jornada anterior, salvo en Galicia y Cantábrico, donde bajarán las mínimas, pero sin apenas heladas; las máximas de nuevo inusualmente altas en todo el país, con registros entre 20-22 grados al mediodía en el Cantábrico y en el Mediterráneo.

Este día, Año Nuevo, el avance de un sistema frontal dejará lluvias abundantes en Galicia y de forma más débil en el Cantábrico, Castilla y León, centro, Extremadura y Andalucía.

La cota de nieve estará inicialmente muy elevada, pero a últimas horas del día se situará en torno a 1.800 metros en la mitad oriental de la península y persistirán los vientos fuertes del sur y suroeste en el norte de la península.

Un hombre observa el oleaje este viernes junto al Peine del Viento de San Sebastián.
Un hombre observa el oleaje este viernes junto al Peine del Viento de San Sebastián. EFE/ Javier Etxezarreta

La semana empezará con el avance del frente hacia el este peninsular, ya más débil, y que dará lugar a lluvias dispersas en Los Pirineos, centro, Castilla-La Mancha y en Andalucía; en el resto del país, habrá intervalos nubosos, pero sin lluvias significativas, ha explicado Del Campo.

Lo más destacado de ese lunes será la entrada de una masa de aire más frío favoreciendo un «descenso acusado y generalizado de las temperaturas», que en el noroeste puede ser de 6-8 grados con respecto al día anterior, más propias ya para la época del año.

Para los siguientes días hay incertidumbre, pero es posible que el martes continúen las lluvias en el noroeste peninsular, el miércoles aumente la probabilidad de precipitaciones en el área mediterránea y para la víspera de Reyes y día de Reyes hay posibilidad de lluvias en el Mediterráneo y en Galicia, tiempo más estable en el resto y con temperaturas sin grandes cambios.