Urkullu pide una comisión permanente con el Gobierno para culminar el Estatuto

Vitoria (EFE).- El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha reclamado una comisión permanente entre el Gobierno Vasco y el central para «garantizar el cumplimiento del Estatuto de Gernika en su integridad».

En el pleno de Política General que inaugura el curso parlamentario en Euskadi, Urkullu ha lamentado que 43 años después de su aprobación el Estatuto vasco es el único que no se ha «actualizado». Tampoco se ha completado pese a ser «una ley orgánica que desarrolla directamente la Constitución».

Ha criticado que «en la práctica» las políticas vascas «están permanentemente pendientes de poder ser invadidas por una ley o un reglamento del Estado» porque en este tiempo el Gobierno ha aprobado decretos ley y tomado decisiones en Conferencias Sectoriales sin tener en cuenta la «realidad plurinacional».

«Me resulta preocupante que una parte se autoatribuya el papel de único intérprete del derecho y de dilucidar si procede o no y cuándo» cada transferencia, ha expuesto Urkullu, que ha llamado a «desterrar la tentación de la unilateralidad y buscar acuerdos bilaterales» para culminar el Estatuto y así poner fin a años de «estancamiento».

Prueba de confianza

En este sentido el lehendakari ha reclamado el cumplimiento del calendario para traspasar las transferencias pendientes que ambos ejecutivos pactaron en 2020 y como «prueba de confianza» ha pedido materializar «tres impulsos políticos».

Uno de ellos es la convocatoria de una comisión permanente entre los dos gobiernos para fijar las «las formas y fundamentos» de cada transferencia pendiente. «Estamos abocados a negociar y acordar» y es necesario también establecer un «sistema de garantías» para que se cumpla lo pactado, ha subrayado.

Urkullu ha pedido además que se culmine «de forma inmediata la negociación abierta de la transferencia en materia de ferrocarriles» y que también de manera «inmediata» se creen grupos de trabajo bilaterales para negociar las cinco competencias remitidas por el Gobierno Vasco: meteorología, fondo de protección de la cinematografía, ordenación del litoral, migración y salvamento marítimo.

«Nos encontramos en un punto de inflexión» y por ello es el momento no solo de «consolidar el autogobierno reconocido», sino también de «actualizar, profundizar y expandirlo», así como «evitar tentaciones recentralizadoras a través de legislación invasiva».

Urkullu ha demandado, como otro medio para reforzar el autogobierno, la participación de las instituciones vascas en «foros de decisión y en los organismos europeos e internacionales» para acciones que vayan a desarrollarse en ámbitos competenciales de Euskadi.

Urkullu pide una comisión sobre el Estatuto

Una Europa de los pueblos

Ha defendido una Europa «entendida como unión de los pueblos que la componen, asentada en el principio de subsidiariedad y con una gobernanza multinivel» que dé «un espacio a los pueblos, naciones, sociedades y gobiernos» que hay en su seno.

El lehendakari ha abogado también por construir una Europa «fuerte, más integrada» y ha apelado a una «refundación» de la Unión Europea para que sea «un actor relevante» en el actual momento de «crisis e incertidumbre».

Ese cambio debe incluir, a su juicio, «un nuevo esquema de relación con los países vecinos» y una «revisión de su gobernanza» para determinar «qué decisiones deben adoptarse por unanimidad y cuáles por mayoría cualificada». Se ha mostrado además partidario de «crear un espacio de defensa común».

Escrito por Naiale Urkijo

Editado por Elena Puerta