Villarejo: Saénz de Santamaría usó al CNI como agencia de detectives privados

Madrid (EFE).- El excomisario José Villarejo ha dicho este martes que es «aberrante» que la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría «utilizara al Centro Nacional de Inteligencia (CNI) como una agencia de detectives privados» para investigar «a un jovenzuelo», Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el Pequeño Nicolás.

José Villarejo ha realizado estas manifestaciones a los periodistas a su llegada a la Audiencia Provincial de Madrid, que ha iniciado el juicio en el que el fiscal solicita que sea condenado a cuatro años de prisión por revelación de secretos por la grabación y publicación en 2014 de conversaciones entre agentes de la Policía Nacional y el CNI sobre la investigación al Pequeño Nicolás.

«Lo más aberrante es que una señora que era la vicepresidenta del Gobierno, que en su círculo íntimo la llamaban ‘bolita de azufre’, haya utilizado al CNI como si fuera una agencia de detectives privados porque un jovenzuelo estaba hablando de ella para perseguirle y pincharle el teléfono», ha comentado.

La exvicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría. EFE/Javier Cebollada/Archivo

Villarejo ha asegurado que afronta «con mucha ilusión» el juicio «porque por fin va a haber una catarsis y se va a demostrar cómo en una institución tan importante como el CNI un individuo que ya no está la utilizó para su venganza personal».

También se sientan en el banquillo la esposa de Villarejo, Gema Isabel Alcalá, y el periodista Carlos Mier, que se enfrentan a una petición de la Fiscalía de tres años de cárcel como presuntos cooperadores necesarios del delito que, según el fiscal, el excomisario planeó para entorpecer la investigación al Pequeño Nicolás.

El CNI para investigar al Pequeño Nicolás

El Pequeño Nicolás fue detenido el 14 de octubre de 2014 por agentes de la Unidad de Asuntos Internos (UAI) de la Policía Nacional, que le investigaban por hacerse pasar supuestamente ante empresarios como enlace entre la Vicepresidencia del Gobierno y la Casa Real y como agente del CNI.

Según el fiscal el contenido de la grabación fue utilizada para unos artículos publicados por Carlos Mier en el periódico digital Información Sensible, que dirigía la esposa de Villarejo.

El entonces jefe de la UAI, Marcelino Martín Blas, había convocado una reunión para el 20 de octubre de 2014 para informar al CNI de la investigación sobre el Pequeño Nicolás, de la que tuvo conocimiento Villarejo por razón de su cargo ya que en esa fecha era comisario adjunto a la Dirección Operativa.

Grabación del móvil

El fiscal mantiene que el día de la reunión, siguiendo instrucciones de Villarejo, Carlos Mier realizó una llamada desde su teléfono al del comisario Martín Blas, que activó una aplicación informática que le permitió captar el sonido ambiente que el acusado grabó aproximando un dispositivo a su móvil.

En esta primera jornada de la vista, dedicada a cuestiones previas, las defensas han pedido la nulidad de la causa porque la investigación fue dirigida por unos mandos policiales, entre ellos Martín Blas, con enemistad con Villarejo y sin control del juez instructor.

Además han alegado que no se ha aportado al procedimiento el soporte original en el que se realizó la grabación investigada sino un CD cuyo contenido ha sido manipulado.

El abogado de la esposa de Villarejo ha pedido la expulsión de la causa de las acusaciones ejercidas por Podemos y la Plataforma por la Honestidad, al estimar que persiguen intereses espurios, la primera en su guerra política contra el PP.

Villarejo pide que testifiquen agentes del CNI

El letrado de Villarejo ha pedido que testifiquen los agentes del CNI que participaron en la reunión del 20 de octubre de 2014, entre ellos Paz Esteban, que posteriormente fue directora del CNI entre 2020 y 2022, a lo que se ha opuesto el fiscal porque «la ley no lo permite».

El fiscal y la abogada del Estado se han opuesto a la nulidad de la causa y estiman que el hecho de que no esté en la misma el pendrive original de la grabación de la reunión no implica que haya que anular todo el procedimiento porque finalmente se cometió la revelación de secretos pues su contenido se difundió.

La letrada de Podemos ha asegurado que la acusación ejercida por el partido «pretende la defensa del interés público» y se ha opuesto a las alegaciones de las defensas al igual que el representante de la Plataforma por la Honestidad.