Extremadura rebaja el nivel de emergencia y vigila Valdeíñigos y Coria

Mérida, 15 dic (EFE).- La Junta de Extremadura ha rebajado el Plan Especial de Protección Civil de Riesgo de Inundaciones (INUNCAEX) a nivel cero después de la mejora de la situación durante la noche y solo se mantiene la alerta en las localidades cacereñas de Valdeíñigos (roja) y Coria (naranja).

Así lo ha indicado este jueves la directora general de Emergencias, Protección Civil e Interior, Nieves Villar, en una rueda de prensa en Mérida.

Doce carreteras, nueve en la provincia de Badajoz y tres en la de Badajoz, continúan cortadas al tráfico.

Se trata, en concreto, de la N-523, Cáceres-Badajoz; la EX-209, del kilómetro 15,800 al 18,500; la EX-214, en el km. 29, desde La Roca de la Sierra a La Nava de Santiago, por desprendimientos; y la EX-320, un carril en el km.13.

A ellas se unen la BA-142, desde Valdetorres a Yelbes; la EX-162, Valdivia-Zurbarán; el badén de Torremayor; el Camino General nº2, badén de Gargligas; y el Camino General nº1, Valdivia-Zurbarán-Palazuelo.

En la provincia de Cáceres está cortada la CC-128, en el km. 34 (Monroy); la CC-174, Zarza la Mayor-Portugal; y la CC-428, Logrosán-Berzocana.

Villar ha señalado que la N-523 estará cortada un tiempo porque el daño ha sido «muy grande» y que la contratación de la obra es competencia del Estado.

Ha anunciado que se está trabajando en la carretera EX-209 para abrirla en las próximas horas, mientras que la EX-214 continuará cortada.

Ha indicado que el nivel cero del INUNCAEX implica labores de seguimiento, control y vigilancia, que se desactivará cuando desaparezca la situación de riesgo en Valdeíñigos, dependiente de Tejada de Tiétar, y en Coria.

Villar ha explicado que la población más afectada por el temporal ha sido la pacense de La Roca de la Sierra.

Los pantanos siguen desembalsando agua a una velocidad que no prevé que cause problemas a las poblaciones afectadas, según la directora general.

Según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), las precipitaciones continuarán, pero lo harán de manera mucho menos intensa hasta finales de semana, y la semana que viene entrará otro frente.

El Centro de Atención de Urgencias y Emergencias 112 ha gestionado desde las cero horas del martes a las diez de la mañana de este jueves 1.160 incidentes, 480 en la provincia de Cáceres y 680 en la de Badajoz.

De ellos, al menos 597 estaban relacionados con los fenómenos meteorológicos adversos que han afectado a la región.

Estos incidentes han consistido en asistencias técnicas motivadas por la necesidad de achiques, limpieza de calzada, presencia de balsas o saltos de agua en la calzada o cortes de carreteras.

El 112 ha recibido 7.247 llamadas.