La barriada del Cerro de Reyes recuerda los 25 años de la riada de Badajoz

Badajoz, 6 nov (EFE).- La barriada de Cerro de Reyes, en Badajoz, ha recordado este domingo la riada acontecida en la capital pacense, con motivo de su 25 aniversario, y a las 25 personas, 22 en la ciudad y tres en la localidad vecina de Valverde de Leganés, que perecieron durante la tragedia.

Uno de los momentos más emotivos se ha vivido cuando se ha llevado a cabo la instalación de plantas por cada una de las personas que murieron a causa de este suceso, en algunos casos por parte de sus propios familiares, visiblemente emocionados.

Los actos de hoy, a los que han asistido el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; el alcalde de Badajoz, Ignacio Gragera; el delegado del Gobierno en la comunidad, Francisco Mendoza; el expresidente autonómico, Juan Carlos Rodríguez Ibarra; y el arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, entre otras autoridades, también han contado con una misa o con una procesión.

Guillermo Fernández Vara ha destacado la importancia de que la tragedia siga en el recuerdo y la memoria, para poner en valor la solidaridad alcanzada en la ayuda a las víctimas después de que un millar de ellas perdieran sus hogares.

Además ha recordado a los máximos responsables de las distintas administraciones que contribuyeron en la ayuda a los damnificados y en propiciar que pudieran disponer posteriormente de una vivienda digna en la ciudad.

En esta línea, Ignacio Gragera ha querido poner en valor la rápida y eficiente labor de los voluntarios que se implicaron en el apoyo a las personas afectadas, y a la gran solidaridad recibida por parte de toda la ciudad, la comunidad y el país.

Por su parte, durante la misa realizada este domingo para recordar a las víctimas, Celso Morga ha destacado también la solidaridad mostrada para acompañar a las personas y familias afectadas por la tragedia.

Entre los múltiples eventos que se realizan en las últimas horas para recordar la noche del 5 al 6 de noviembre de 1997 han destacado también la ubicación de un monolito situado en la confluencia entre los arroyos Rivillas y Calamón, monumento realizado por el escultor Luis Hinchado, o el mural confeccionado por el artista Alejandro Pajuelo, Chino, inaugurado ayer en la barriada de Cerro de Reyes, la más afectada por la riada.