Un hombre mata a su mujer, de 30 años, en Valencia de Alcántara (Cáceres)

Mérida, 1 nov (EFE).- La Junta de Extremadura ha condenado el asesinato este martes de una mujer, de 30 años y madre de un bebé de catorce meses, por violencia de género en su domicilio de la localidad cacereña de Valencia de Alcántara.

La consejera de Igualdad y Cooperación para el Desarrollo, Isabel Gil Rosiña, y la directora del Instituto de la Mujer de Extremadura, Estela Contreras Asturiano, expresan en un comunicado su más absoluta condena y repulsa a este asesinato machista y trasladan su condolencia y apoyo a familiares y amigos de la víctima, así como a los vecinos y vecinas del municipio cacereño.

Hasta el día de hoy, el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en Extremadura, desde que se empezaron a recopilar datos en 2003, era de 12, a los que hay que sumar este nuevo caso.

La Junta de Extremadura insiste en «la necesidad del esfuerzo de todas las instituciones, administraciones y el conjunto de la sociedad para que cese la violencia contra las mujeres y no encuentre lugar en nuestra sociedad».

Asimismo, la Consejería de Igualdad recuerda que el teléfono 016, las consultas online a través del email 016-onlineigualdad.gob.es, el canal del WhatsApp en el número 600.000.016 y el chat online, accesible desde la página web: https://violenciagenero.igualdad.gob.es, así como toda la red de recursos de atención a víctimas de violencia de género de la Junta de Extremadura están a disposición de todas las víctimas.

La denuncia contra el autor del crimen se había archivado

La denuncia por violencia machista que existía contra el autor confeso de la muerte este martes de su mujer, de 30 años, en Valencia de Alcántara (Cáceres), había sido archivada hace unos cinco meses «posiblemente» por la retirada de la misma, ha informado el nuevo delegado del Gobierno en Extremadura, Francisco Mendoza.

Tras ser nombrado ayer en su cargo, después de la dimisión por motivos de salud de su antecesora, Yolanda García Seco, Mendoza se ha desplazado esta mañana hasta la citada localidad cacereña, limítrofe con Portugal, que se ha despertado conmocionada tras el asesinato machista ocurrido de madrugada.