Castilla y León ve una paradoja penalizar a zonas con problemas demográficos

Valladolid, 7 dic (EFE).- La Junta de Castilla y León ha incidido este miércoles en la «paradoja» que se ha dado en la asignación de las agencias estatales, pensadas para ayudar a fijar población, en unas convocatorias en las que ha puntuado como «negativo» que no hubiera conexiones internacionales, de las que carecen las propuestas con problemas de despoblación.

En rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, el portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, se ha referido especialmente a la candidatura de León para albergar la sede de la Agencia Espacial Española, donde ha puntuado como positivo, de acuerdo a lo que ayer publicó el propio BOE, contar con un estudio de impacto económico y el apoyo de su comunidad, y como negativo con esas conexiones internacionales deficientes.

Carriedo ha incidido en que en todas las candidaturas de municipios con problemas demográficos han contado ese déficit de conexiones internacionales, conque lo que se pretendía corregir al final ha puntuado en contra.

El portavoz ha defendido, frente a lo que ha criticado el PSOE, que la comunidad trasladó su «apoyo prioritario» a la candidatura de León frente a las de Palencia y Cebreros (Ávila) y ha instado a la delegada del Gobierno en la comunidad, Virginia Barcones, quien había criticado a la Junta por no fijar su preferencia, a «leerse el BOE».

«Si se leyera el BOE vería que la causa (por la que no han sido seleccionadas las candidaturas autonómicas) nada tiene que ver con el apoyo prioritario de la Junta», ha expresado el portavoz, que ha lamentado que el Gobierno haya optado por ubicar esta sede en una de las «cuatro mayores ciudades de España», en vez de «ciudades intermedias».

De este modo, la Junta ha criticado que el Gobierno central ha actuado de forma «sectaria y discriminatoria» hacia ciertas zonas de España, especialmente las que más problemas de demografía presentan, cuando una de las razones de ubicar estas agencias fuera de Madrid era luchar contra este problema, ha argumentado.

Según el BOE, la Junta de Castilla y León trasladó su «apoyo prioritario» a la candidatura de León, algo que el Gobierno autonómico no publicitó en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno en el que aprobó los informes favorables para estas tres candidaturas, cuando expresó su apoyo a todas ellas sin ninguna preferencia en particular.

Sin embargo, preguntado hoy por qué el BOE desvela esta preferencia por León que no se trasladó a los medios de información, Fernández Carriedo ha indicado que la Junta cumplió con lo que establecía la convocatoria, es decir, que se valoraría de forma positiva los informes favorables que presentaran los Gobiernos autonómicos, algo que la Junta hizo con León, Palencia y Cebreros.

Por este motivo, desde la Junta de Castilla y León han expresado que entienden las críticas expresadas por otras candidaturas de otras comunidades, ya que el Gobierno de España ha evidenciado con su decisión su «falta de compromiso con los problemas demográficos», cuando para la convocatoria incluyó criterios de «difícil cumplimiento» para poblaciones más pequeñas.