Controlado el incendio que obligó a cortar el AVE Madrid-Galicia en Zamora

León, 25 ago (EFE).- Las tormentas registradas en el día de ayer y primeras horas de la madrugada de este jueves han dejado en la provincia leonesa cerca de 10.000 rayos, lo que supone una descarga sin precedentes si se tiene en cuenta que se focalizaron en la zona norte de la provincia y que provocaron una decena de incendios, ha informado el Centro Provincial de Mando del Infocal.

La mayoría de los incendios no necesitaron intervención del operativo de extinción, ya que se quedaron en conatos con menos de una hectárea quemada, excepto en algunos casos puntuales como el incendio registrado en Fabero, que se inició cerca de las 21:00 de ayer y que necesitó para su extinción de la intervención de un celador, un agente medioambiental, una autobomba y una cuadrilla de tierra.

Desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) se ha destacado el incremento de rayos, sobre todo de tormentas secas y sin precipitaciones, lo que ha provocado una subida muy notable de los incendios provocados por estos motivos.

Solo en la provincia de León durante el periodo estival los rayos han sido de cerca del 30% de los incendios, a lo que también ha ayudado la sequedad del terreno, las altas temperaturas y la cantidad de combustible vegetal acumulado, sobre todo en las zonas de montaña.