El 112 registra casi 1.300 incidencias por el temporal en Galicia

A Coruña, 18 ene (EFE).- El 112 ha registrado desde la medianoche del lunes hasta las 6 horas de este miércoles 1.277 incidencias vinculadas al el temporal en Galicia, de las que 160 corresponden a la jornada de hoy.

A través de un comunicado, explica que las cuestiones más repetidas son caída de árboles y ramas en las carreteras (566), nieve en las vías (63), inundaciones (45), derribos (17) y baches (10).

Por provincias, A Coruña suma 561 casos, Pontevedra tiene 335 incidencias, Lugo acumula 289 y Ourense registra 92.

Entre todos los avisos, el 112 destaca el corte de un tramo de la A-52 en Riós (Ourense) por la nieve, en el kilómetro 150; mientras que también se registró nieve en la AP-9 en Mesía (A Coruña) y en la A-6 en As Nogais (Lugo).

El hielo y el granizo provocaron dos accidentes múltiples en la A-52 en Ponteareas (Pontevedra), con tres y cuatro coches implicados respectivamente y el traslado de dos personas a un centro hospitalario.

Varias localidades sufrieron cortes de luz durante la noche, como Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) o Carballo (A Coruña), en ambos casos de forma parcial.

Por nieve, varios vehículos quedaron bloqueados en algunas carreteras, como un autobús en Sarreaus (Ourense), turismos en Os Blancos (Ourense) y otros coches en Cerceda (A Coruña).

El viento derribó varios elementos que provocaron distintos daños en A Coruña, Vigo y otros puntos de la geografía gallega.

En Ortigueira (A Coruña), la caída de un árbol impidió que unas personas abandonasen su vivienda.

La situación de las carreteras en la red secundaria de la Montaña de Lugo es complicada y muchas vías están cortadas al tráfico como consecuencia de árboles que se han desplomado por el peso, pero también por las placas de hielo y la nieve que dificultan la circulación.

En declaraciones a EFE, el alcalde de Pedrafita do Cebreiro, José Luis Raposo, que se pasó media noche a bordo de un camión quitanieves para despejar las carreteras de su municipio y responder a situaciones de emergencia, reconoció abiertamente que “la situación está dura” esta mañana en la Montaña lucense.