Extinguido otro incendio en Galicia y quedan dos con 2.125 hectáreas quemadas

A Coruña, 17 ago (EFE).- Galicia ha sumado la extinción de otro incendio forestal durante la noche del martes al miércoles, junto a los tres que quedaron apagados durante la jornada de ayer, y quedan dos fuegos pendientes de apagar -uno en Lugo y otro en Ourense- con 2.125 hectáreas quemadas, informa la Consellería do Medio Rural.

El último fuego que quedó extinguido fue el de Ribas de Sil, en la parroquia de Torbeo, en un punto de la provincia de Lugo que limita con la de Ourense, tras quemar 47 hectáreas -27 de monte arbolado y 20 de monte raso-.

Durante la jornada del martes ya se había extinguido el incendio en Castrelo do Val (Ourense), en la parroquia de Campobecerros, tras quemar 173,19 hectáreas -78,95 de monte arbolado y 94,24 de monte raso- y con varios focos de origen, por lo que la Consellería dice que «todo apunta a que fue intencionado».

También quedaron apagados los fuegos de Oímbra, parroquia de As Chás, con 88,83 hectáreas -70 de monte raso y 18,83 de monte arbolado- y Riós (Ourense), parroquias de Fumaces y A Trepa, con 94,1 hectáreas -74,1 de monte raso y 20 de monte arbolado-.

Por tanto, solo queda estabilizado el fuego en Pantón (Lugo), en la parroquia de Frontón, con 25 hectáreas afectadas tras su inicio registrado anoche.

Sigue controlado en la provincia de Ourense el incendio más grande, con 2.100 hectáreas, que es el que une los focos que empezaron en Laza, parroquia de Camba, y en Chandrexa de Queira, parroquia de Queixa.

Estos dos incendios, que suman 2.125 hectáreas, afectan a la provincia de Ourense y el sur de Lugo y en ellos trabajan en coordinación medios autonómicos y estatales.

Dado el avance de los trabajos desde el lunes y la entrada de una mase de aire frío con lluvia en Galicia, el pronóstico es positivo de cara a las próximas horas.