La cuñada del Chicle afirma que la violó «cuchillo en mano» por ser «chivata»

A Coruña, 22 nov (EFE).- El empresario Juan Carlos Quer, padre de Diana, la joven madrileña asesinada por José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, ha acudido este martes a la ciudad de A Coruña, donde una nueva causa vuelve a sentar en el banquillo al verdugo de su hija, condenado a la permanente revisable por el crimen de su primogénita.

José Enrique Abuín Gey alias 'El Chicle', culpable del asesinato de Diana Quer, se sienta en el banquillo de los acusados por una supuesta agresión sexual a su cuñada en enero de 2005 durante el primer día de juicio este martes en A Coruña. EFE/Cabalar

«Yo, en su nombre», ha dicho sobre su presencia en el juzgado Juan Carlos Quer a los medios de comunicación apostados en la entrada, y ha lamentado que cuando para los agresores sexuales, los pederastas o los violadores, la justicia «no llega», o sí pero tarde o mal, pues «siempre hay víctimas inocentes que van a pagar las consecuencias».

El empresario Juan Carlos Quer, padre de Diana, la joven madrileña asesinada por José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, ha acudido este martes a la ciudad de A Coruña, donde una nueva causa vuelve a sentar en el banquillo al verdugo de su hija, condenado a la permanente revisable por el crimen. EFE/Cabalar

«Ojalá no se volviera a repetir» algo así, ha deseado, al recordar que han pasado 17 años desde que El Chicle cometiera los hechos por los que a partir de esta jornada debe responder.

No en vano, es la primera sesión que se celebra por una supuesta agresión sexual de El Chicle a su cuñada en enero de 2005, delito por el que la Fiscalía pide sumar a la máxima pena privativa de libertad con la que fue castigado otros 15 años.

Juan Carlos Quer ha indicado que si Abuín Gey hubiese llegado a la cárcel cuando le tocaba, la vida de Diana «no hubiese finalizado, desafortunadamente, del modo en que finalizó».

Con los depredadores sexuales, ha ahondado, «sólo educar no es suficiente» y tampoco se pueden permitir, a su juicio, una «legislación inadecuada» ni «errores».

«Hacen falta leyes penales efectivas que pongan a la sociedad en prevención», ha zanjado Quer.

Por lo de pronto, ahora, en su caso, tal y como ha trasladado, intentará «dar voz» a Diana y que se haga justicia.