Fin de semana de sol y calor, salvo tormentas muy fuertes en el este y Baleares

Madrid, 16 sep (EFE).- El último fin de semana del verano será más estable y soleado que días pasados, salvo «tormentas muy fuertes» en el este peninsular y en las Islas Baleares, y con temperaturas al alza, que oscilarán entre los 34 grados de ciudades como Badajoz y Córdoba y los 24 grados de Ávila.

Durante este viernes y mañana sábado, un embolsamiento de aire frío en las capas altas de la troposfera provocará un ambiente inestable en el nordeste peninsular y en las Baleares, con chubascos tormentosos en el este de Cataluña y en el archipiélago, que podrán ser muy intensos.

Sobre todo, el riesgo será «importante» en las provincias de Barcelona y de Girona y todas las Islas Baleares, ha alertado Rubén Del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), para detallar que se ha activado el aviso naranja (riesgo importante) en ambas comunidades por lluvias de más de 40 o 50 litros por metro cuadrado en menos de una hora.

No se puede descartar que las tormentas alcancen «intensidad torrencial», lo que podría favorecer la crecida súbita de cauces secos o algunas inundaciones, ha incidido Del Campo.

Asimismo, el portavoz ha hecho hincapié en que dichas tormentas podrían dejar granizo de tamaño grande, es decir, piedras de más de 2 centímetros superiores al tamaño de una moneda de 20 céntimos de euro, y de fuertes rachas de viento, por lo que ha urgido «mucha precaución» en zonas de Cataluña y Baleares.

En cuanto al resto del país, durante el fin de semana se prevé nubosidad en el Cantábrico con tendencia a remitir y poco nuboso o con nubes de evolución, sobre todo en el interior peninsular, sin descartar algún chubasco tormentoso disperso.

Respecto a las temperaturas, hoy y mañana subirán en el oeste, centro y sur de la península y bajarán en el norte, área mediterránea y las Baleares, donde el sábado además la tramontana soplará con intensidad.

Por capitales de provincia, este viernes el termómetro subirá hasta los 33 grados en Murcia, 30-31 grados en Sevilla y Córdoba, 29 grados en Ourense, 26 grados en Madrid y 23-24 grados en Ávila; mañana los valores seguirán al alza y siete ciudades -Badajoz, Córdoba, Granada, Jaén, Murcia, Ourense y Sevilla- oscilarán entre 30 y 33 grados.

El domingo habrá alguna lluvia en el área mediterránea, más débil que las registradas el viernes y sábado, y a partir del mediodía, crecerán de nuevo nubes en amplias zonas de la península que darán lugar a chubascos tormentosos en zonas de montaña; las temperaturas subirán este día, sobre todo por el norte y en el sur del país.

La semana comenzará con un ambiente «inestable» y posibles chubascos tormentosos el lunes, sobre todo en la mitad sur que se repartirán de forma irregular y dispersa y que podrían ser fuertes y estar acompañados de granizo y rachas intensas de viento en puntos del interior de la mitad sur, y en puntos del este el martes.

Ambas jornadas, dejarán valores al alza y con un ambiente cálido para la época: el martes, y sobre todo en áreas del norte, los termómetros marcarán valores entre 5 y 10 grados por encima de lo normal: Córdoba alcanzará 35 grados, Ourense 32 grados y ciudades como Madrid, Valladolid, Logroño, hasta 30 grados de máxima.

El miércoles y el jueves el tiempo se estabilizará, aunque todavía habrá lluvias débiles en las regiones mediterráneas y en Baleares chubascos tormentosos en la mitad sur, menos frecuentes que en días anteriores y con temperaturas que no variarán demasiado.

En las Canarias y durante el fin de semana, los vientos del norte y noroeste soplarán con fuerza en zonas altas y dejarán lluvias en el norte de las islas más montañosas, aunque el domingo y el lunes estas precipitaciones se podrán extender al resto de zonas de las islas, pudiendo ser además lluvias localmente fuertes.