Lluvia intensa en la costa mediterránea y Baleares dispara el riesgo de crecidas

Madrid (EFE).- La estabilidad atmosférica y las temperaturas elevadas para la época predominarán en gran parte de la Península hasta el próximo sábado, a excepción de la costa mediterránea y Baleares donde una DANA (depresión atmosférica aislada en niveles altos) dejará chubascos fuertes y persistentes que disparan el riesgo de crecidas.

Según ha informado Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el Levante español, sobre todo la región de Valencia y de Murcia, y el archipiélago Balear estarán los próximos días bajo la influencia de una DANA que se moverá entre el norte de Argelia y el sureste peninsular.

A este fenómeno se añade que la temperatura superficial del agua en el Mar Mediterráneo está aún entre 1’5 y 3 grados por encima de lo habitual en esta época, hasta alcanzar entre 24 y 26 grados, lo que calienta los vientos del este y favorece la formación de chubascos que a partir de hoy miércoles podrían ser localmente fuertes y persistentes.

Según Del Campo, en los tres próximos días podrían recogerse en algunas zonas de Levante y Baleares hasta 30 litros de agua por metro cuadrado en una hora y alrededor de 80 litros en 12 horas, lo que aumenta el riesgo de crecidas e inundaciones.

Entre tanto en el resto del país continuará la estabilidad meteorológica hasta el fin de semana, con temperaturas altas para la época y sin lluvias, a excepción de algún chubasco tormentoso, en zonas de montaña.

Para mañana jueves se espera que los chubascos tormentosos afecten sobre todo a la Comunidad Valenciana y Baleares, donde podría llover durante varias horas seguidas y provocar crecidas súbitas de algunos cauces secos o acumulaciones importantes de agua, y es posible que también llueva de manera fuerte o muy fuerte en Murcia y Andalucía oriental.

En el resto de España el jueves será una jornada tranquila, con probabilidad de lluvias débiles en el Cantábrico que disminuirán a lo largo de día, intervalos nubosos en el resto y temperaturas en descenso salvo en Galicia, pero altas para la época en el centro y el oeste, con casi 34 grados previstos en Badajoz; 31 en Córdoba, Ourense o Sevilla o 27 grados en Madrid, Zaragoza, Alicante y Palma de Mallorca.

El viernes continuará la inestabilidad del Mediterráneo con chubascos tormentosos, fuertes y persistentes en la Comunidad Valenciana y en Baleares, algo menos intensos en Andalucía oriental y Murcia e intensos en ocasiones en extremo oriental de Cataluña, especialmente cerca de la costa.

Este día habrá también lluvias débiles en el Cantábrico y posibles chaparrones aislados en zonas montañosas de la mitad norte y áreas próximas.

El sábado todavía se podrán producir chubascos localmente fuertes, aunque menos frecuentes, en Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares, mientras crecerán nubes de evolución en amplias zonas de la Península y se podrán producir chaparrones dispersos, más frecuentes en zonas de montaña y localmente fuertes en el norte de Aragón, de Cataluña y en el entorno del Sistema Ibérico.

Las temperaturas apenas variarán y durante el fin de semana el ambiente será cálido para la época en el centro y el oeste peninsular, superándose los 30 a 32 grados en los valles del Guadiana y Guadalquivir, o templado en el sur de Galicia, Castilla y León, Comunidad de Madrid, parte de Castilla-La Mancha, Extremadura, Andalucía, puntos del Valle del Ebro, sureste peninsular y Baleares, donde superarán los 25 grados.

El domingo habrá algunos chubascos tormentosos matutinos en el entorno de Baleares y probablemente en el sureste peninsular a última hora, mientras en Galicia, puntos del Cantábrico y noroeste de Castilla y León se esperan lluvias dispersas que el lunes podrían extenderse al resto del extremo norte peninsular y a otras zonas del país.

Las temperaturas subirán el domingo notablemente en el Cantábrico pero bajarán de nuevo el lunes en esa zona, oeste y sur peninsular, pero en amplias áreas del país aún superarán los 25 grados de máxima e incluso en los valles del Tajo, Guadiana y Guadalquivir rebasarán los 30 grados.

En Canarias tenderá a remitir la calima, las temperaturas descenderán hoy y mañana jueves, pero serán las habituales para la época durante el fin de semana, todo ello acompañado de vientos alisios y lloviznas en zonas montañosas, con cielos nubosos en Lanzarote y Fuerteventura y más despejados en el resto.