Salida en procesión del paso de Nuestra Señora del Rosario, este martes por el Casco Antiguo de Logroño, que custodia desde 2008 la Cofradía de la Santa Cruz de los Hermanos Maristas de Logroño, en el que una veintena de mujeres, de entre 18 y 58 años, levantan sobre sus hombros un trono que pesa unos 500 kilos.- EFE/ Raquel Manzanares

Capataz del paso del Rosario: Llevar a hombros a la Virgen es para vivirlo

Pilar Mazo

Logroño, (EFE).- Cintia Martínez lleva cinco años como portadora del paso de Nuestra Señora del Rosario, que llevan, exclusivamente, mujeres a hombros y, aunque este año será la capataz, no deja de perder el sentimiento que pervive en cada una sus compañeras: “llevar a hombros a nuestra Virgen es algo para vivirlo”.

Así lo ha relatado en una entrevista con EFE este martes, unas horas antes de la salida en procesión de este paso, que custodia desde 2008 la Cofradía de la Santa Cruz de los Hermanos Maristas de Logroño y al que acompañará el Sabat Mater, también de esta agrupación, creada en 1991 y que integran dos centenares de cofrades.

“Para nosotras, sacar este paso, es un orgullo y algo muy especial. Para unas, una ofrenda; para otras, una penitencia; pero, para todas, amor a nuestra Virgen y un sentimiento religioso muy profundo, que esperamos con mucha ilusión”, ha relatado.

Una veintena de mujeres, de entre 18 y 58 años, levantarán sobre sus hombros un trono que pesa unos 500 kilos, que se reparten a razón de entre 20 y 25 kilos cada una y que “aguantamos bien durante toda la procesión”, que recorre el Casco Antiguo de la ciudad.

“Es un sentimiento que esperamos durante todo el año y con las emociones a flor de piel”, ha insistido.
Ensayan durante dos meses cargando el paso y la mayoría son trabajadoras, de diferentes perfiles y profesiones, que cada domingo, desde marzo, acuden al colegio de Maristas y practican para que su Virgen del Rosario salga esta noche de Martes Santo en procesión, en una tradición que algunas de ellas mantienen desde hace 12 a 14 años.


La Virgen, más bonita que nunca

Esta imagen salió por primera vez en procesión portado por mujeres en 2008, a las que “el orgullo” de portar esta talla y su “sentimiento religioso, de fe, amistad y compañerismo” les mantiene unidas todo el año, ya que es una Virgen que forma parte de la vida colegial de los Hermanos Maristas.

A las cofrades que habitualmente llevan el paso se han sumado mujeres de otras cofradías que tienen devoción a la Virgen del Rosario y que se turnarán a la hora de procesionarlo, ha explicado a EFE el hermano mayor de la Cofradía de la Santa Cruz, Enrique Guerrero.

Este año, ha precisado, “la Virgen va a salir más bonita que nunca”, con más enseres y tres violetas bordadas, alusivas a las virtudes que obran en la Cofradía vinculada a los Hermanos Maristas: la modestia, la humildad y la sencillez, y que ha donado un nuevo miembro de esta agrupación, quien ya donó hace unos años una mantilla a la imagen.

La talla, del escultor andaluz Manuel Madroñal Isorna, es una imagen de vestir, realizada en madera de cedro policromada y pintada al óleo, cuyo manto negro, con el que procesiona este martes, está bordado en hilo de oro, obra de unas religiosas de la localidad sevillana de Coria del Río.

La incorporación de este nuevo paso en 2008 supone para la Cofradía de la Santa Cruz cumplir el deseo de contar con uno dedicado en exclusiva a la Virgen por “nuestro carácter marista”, ha explicado Guerrero.

También ha destacado la devoción femenina que hay por portar a esta Virgen, por lo que cada año hay más mujeres que lo solicitan y, aunque siempre tienen que ser mayoría las pertenecientes a la Santa Cruz, se permite que alguna de otra cofradía pueda llevarlo.

Además, hay tres mujeres que figuran entre los 34 o 35 portadores del paso del Sabat Mater, que 1.200 kilos y que, además del Martes Santo, procesiona el Viernes Santo, durante la procesión central de la Semana Santa logroñesa, declarada de Interés Turístico Nacional.

Tras la procesión del Martes Santo, en la que también participa la banda de música de esta Cofradía, la Virgen del Rosario volverá a procesionarse en octubre, en el domingo más cercano a su festividad, como ocurrió el pasado año, cuando un representante de la Unidad Militar de Emergencias (UME) acudió a esta procesión, al ser esta Virgen patrona de este cuerpo militar. EFE.