El rector de la Universidad Nacional de Trujillo, Perú, Carlos Vásquez (d); la vicerrectora de Estudiantes de Unir, Adela López Martín(c), en su intervención en la mesa redonda "Universidad y Transformación Digital", moderada por el presidente de la UNIR, Rafael Puyol (i), celebrada este jueves en Logroño, dentro de las Jornadas "El Futuro del Español".EFE/Raquel Manzanares

Las universidades latinoamericanas necesitan del apoyo español en su transformación digital

Logroño, (EFE).- Las universidades latinoamericanas necesitan del acompañamiento de las españolas en el desarrollo de la implantación de sus procesos de digitalización, donde España, a este respecto, presenta un mayor avance.


Esta es una de las conclusiones de la mesa redonda “Universidad y Transformación Digital”, celebrada el 26 de octubre dentro de las XIII Jornadas El Futuro del Español, organizadas por el Grupo Vocento, a través de Diario La Rioja, y que ha moderado el presidente de la UNIR, Rafael Puyol.


La experiencia de las universidades latinoamericanas en esta mesa redonda la han aportado los rectores de la Universidad Estatal de Bolívar (Ecuador), Arturo Rojas, y el de la Universidad Nacional de Trujillo (Perú), Carlos Vasquez.


La Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), que es nativa digital, ha estado representada en la mesa redonda por su vicerrectora de Estudiantes, Adela López, y Puyol -catedrático de Geografía Humana- como moderador.


Los representantes de las universidades latinoamericanas han coincidido en la necesidad de recibir ayuda, desde las universidades españolas -que en digitalización, han dicho, están un poco mejor-, en el desarrollo de la implantación de los procesos de digitalización.


Ambos responsables académicos latinoamericanos han expuesto las dificultades que aprecian en los procesos de digitalización de sus universidades.


El rector de la Universidad Estatal de Bolívar y Ecuador, Arturo Rojas, en su intervención en la mesa redonda “Universidad y Transformación Digital”, celebrada este jueves en Logroño, dentro de las Jornadas “El Futuro del Español”, organizadas por el Grupo Vocento, a través de Diario La Rioja.-EFE/ Raquel Manzanares

APOYO LEGISLATIVO Y FORMACIÓN DEL PROFESORADO

Han mencionado poco apoyo, a veces, estatal porque las legislaciones no son demasiados favorales, como ha sido el caso de Perú, ha indicado Vasquez.


También han destacado la necesidad de mejorar la formación del profesorado, así como de multiplicar los medios técnicos, a través de una financiación adecuada.


Junto a ello, los participantes en la mesa redonda han resaltado que los alumnos tienen que recibir la enseñanza de calidad necesaria para que se entronquen, directamente, en ese tipo de formación, que es nueva para ellos.

Los dos rectores han defendido la enseñanza presencial porque, según han indicado, consideran que tiene ventajas, sobre todo, para alumnos jóvenes, pero han considerado que en el futuro la enseñanza virtual e híbrida va a ser absolutamente imprescindible en ese contexto.

La representante de UNIR ha puesto de manifiesto la condición de esta universidad, como universidad nativa digital, y lo que esta institución puede hacer para ayudar a sus colegas latinoamericanos en sus procesos de digitalización, que han reconocido están resultando eficaces.

La transformación digital es un proceso “irreversible”, que entraña cambios importantes, formación y también inversión, ha detallado Puyol, quien también fu rector de la Universidad Complutense entre 1995 y 2003 y es doctor honoris causa por siete universidades latinoamericanas.

Puyol ha dicho que las universidades se enfrentan a un auténtico cambio de era, tienen que transformarse y avanzar hacia una transformación digital, que en el caso de España ya ha comenzado a hacerse y, en particular, con más ventaja la UNIR.

La legislación normativa de los estados, a este respecto, es fundamental, junto a la implicación del tejido empresarial y de la propia universidad en lo referente a la dotación de formación a su profesorado y de estructuras, con el correspondiente apoyo financiero, ha indicad.

ESPAÑA, PALANCA EN LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

La representante de la UNIR ha destacado que España es un país que “ha alcanzado” un grado de madurez por el apoyo del ámbito legislativo, que ha ayudado a las universidades a una mayor implicación en la implantación de sus procesos de digitalización, a lo que también obligó la pandemia.

El rector de la Universidad Estatal de Bolívar ha subrayado que en su país se están dando avances en el ámbito legislativo, pero ha recalcado que queda por avanzar y desde las universidades se siguen haciendo esfuerzos por tratar de adaptar la mentalidad del profesor a la nueva forma de aprender mediante los procesos de digitalización.

Por su parte, Vasquez ha lamentado la actitud que asume el poder legislativo en Perú hacia la transformación digital de las universidades, pese a los esfuerzos de estas instituciones académicas por adaptarse.

Los dos rectores han coincidido en valorar el acompañamiento de otras instituciones, como UNIR, con una “gran experiencia al respecto”, como ha precisado Vasquez.

Rojas ha resumido que la “virtualización” de las universidades ha venido para “quedarse, pero necesita un marco normativo favorable, la sensibilización el profesorado para adaptarse a los cambios en la enseñanza hacia una transformación digital y también por parte del estudiantado.

Vasquez, por su parte, también ha defendido un necesario liderazgo universitario, un apoyo al profesorado y un acompañamiento del Estado y el acompañamiento de otras instituciones con “gran experiencia”, como la UNIR.

Adela López ha destacado el modelo pedagógico de UNIR, que en la pandemia “jugó con ventaja” respecto a otras universidades porque su profesorado recibe una capacitación para enseñar online.

También ha dicho que ser una universidad digital “no se consigue de un día para otro, ni solamente con una inversión tecnológica, sino con la formación del profesorado y con un buen seguimiento del estudiante, que necesita de un “buen acompañamiento” docente, que tiene también que estar capacitado.