Crear con cerámica como forma de trabajar la frustración

Logroño, (EFE).- Crear piezas mediante la cerámica «te enseña a trabajar la frustración porque hay mucho error en el proceso y piezas que, cuando crees que has llegado al final, se rompen, pero es un material que te permite volver a empezar», ha afirmado a EFE la artista riojana Ana Urbina.

Urbina (Logroño, 1990) expone su obra como parte del colectivo «Las Borax», al que también pertenecen Violeta Bourrut e Isabel Bosque, en la muestra «Ciudad Cerámica», que se puede visitar en la Sala Juan Francés, dentro del Festival Internacional de Cerámica Contemporánea de Zaragoza, hasta el próximo 4 de noviembre.

Esta artista logroñesa ha expresado que «el arte es un medio para trabajar y tratar muchísimos temas» y, en particular, «es verdad que el trabajo con el barro te enseña muchas cosas».

«Tengo la sensación de que, en los últimos años, ha habido un atractivo muy fuerte, otra vez, hacia la cerámica» y «creo que no es tanto a nivel de mercados, ferias y exposiciones, pero sí que hay mucha demanda de gente que quiere apuntarse a talleres y, en ese sentido, sí que parece que hay un movimiento”, ha subrayado.

La obra que expone «Las Borax», ha explicado, es el resultado del taller que realizaron sus componentes junto a la Asociación de Trastornos Depresivos de Aragón (AFDA), titulado «Sentar las bases», en el que se trabajaron «los valores en base a los que se construye la identidad y la vida”.

Camino de baldosas


«Fue un taller en el que creamos, entre todos, un pequeño camino de baldosas, en las que iban grabados aquellos valores y acciones que cada uno considera importantes a la hora de ser y de estar en el mundo», ha precisado Urbina, quien ha añadido que, «en general, el arte es un instrumento fantástico para poner muchos temas sobre la mesa».


Ha resaltado que «lo bueno del taller y de la pieza es que, al final, para los que estuvieron en él, fue un espacio muy bonito en el que poder hacer esta obra entre todos de forma conjunta, y, al que la ve, le deja esa reflexión».

«Como colectivo, no es que hagamos piezas, sino que nos interesa más esta parte del arte como un medio o como una forma de colaborar con otros proyectos y otros colectivos que nos parece que tienen un trabajo muy bonito», ha incidido.

Respecto a sus proyectos futuros, ha resaltado que “Las Borax” trabaja en otra iniciativa conjunta con el proyecto artístico «Andar de Nones», de la asociación de padres, madres, familiares y amigos de personas con trastorno del espectro autista (TEAdir) de Aragón, también relacionado con la cerámica.


Ana Urbina también trabaja como gestora cultural y fue la responsable de varios programas del Centro Cultural de España en Panamá.

Por Sergio Jiménez Foronda