Diego Urdiales: el toreo me ha llevado a sentir la felicidad plena

Luis Ruiz
Arnedo, (EFE).- El diestro Diego Urdiales ha afirmado a EFE que el toreo le ha llevado a sentir «felicidad plena» y que su reto actual es «seguir haciendo faenas en las que pueda sentir cosas grandes, que emocionen al público y a mí mismo”.

Así de concreto se ha mostrado Urdiales (Arnedo, La Rioja 1975) en esta entrevista a pocas fechas del comienzo de la que será su vigésimo cuarta temporada.

“Ver a la gente llorar y abrazarse por haber vivido cosas tan intensas -ha asegurado- me han llevado a sentir la felicidad plena, algo que es único».

Las últimas temporadas le han situado como un torero consolidado, algo que le lleva a ver la profesión “de otra manera”, aunque «nunca falta esa responsabilidad y ese ahínco por seguir creciendo”, ha reconocido.

La ilusión es el motor

La ilusión, ha subrayado, es el “motor” que hace que uno “no flaquee” a la hora de seguir mejorando.

Es consciente de que «la temporada tiene sus ‘dientes de sierra’, con momentos muy diversos», pero ha recalcado que, «viviendo muy de verdad esta bonita profesión, se puede con todo».

Al ser preguntado por si ese afianzamiento en el escalafón podría ser el inicio de una nueva etapa, ha dicho que es «fiel» a su estilo y a sus principios, y «haber buscado lo que siempre quise, pese a ser en ocasiones algo muy complicado -ha enfatizado- me ha llevado a donde estoy. Creo el tiempo me ha dado la razón».

Urdiales ha considerado que, tras las últimas temporadas, su situación es «algo mejor» y, «ahora, se trata de seguir evolucionando para sentir emociones nuevas, que sigan calando en el aficionado”.

Temporada ilusionante

Ha explicado, además, que ve «muy ilusionante” la temporada que está a punto de comenzar, en la que tiene su primer compromiso en Valdemorillo (Madrid), con una cartel, que ha calificado de “muy bonito”, en referencia al mano a mano con Juan Ortega, anunciado en ese coso el próximo 5 de febrero.

«Las expectativas son positivas, ya que, además, voy a Castellón, tengo hechos varios festivales, voy a Madrid y probablemente a Sevilla”, ha asegurado.

En referencia a su ausencia en la feria valenciana de Fallas, Urdiales ha afirmado que “ni ha habido conversaciones”.

Acerca de la cantidad de paseíllos previstos para este 2023, ha detallado que nunca se “plantea” números y que todo pasará por lo que “considere” deba torear, al tiempo que ha reiterado su esperanza por que sea esta una temporada en la que pueda seguir “emocionando” al aficionado.

Para Urdiales, «hay pocas cosas en la vida que te puedan llevar a ese estado de felicidad plena y el toreo es una de ellas”, lo que es una sensación “muy especial que me deja vacío por un tiempo”, ha explicado.

En la misma línea, ha recalcado que el triunfo es lo que “siempre se busca”, pero «todo pasa por el sentimiento que uno ponga y he aprendido que hacer las cosas para uno mismo, es lo que te acerca al éxito».

“Al mirar al pasado, me doy cuenta que soy un afortunado. Elegí una profesión muy complicada. No es fácil aparcar el miedo y enfrentarte a momentos difíciles, pero es muy grato saber que, a pesar de todo ello, he conseguido lo que siempre deseé: dejar mi expresión artística y ser el torero que siempre quise ser”, ha concluido. EFE