En la autopsia del homicidio infantil, imprescindible el estudio microscópico

Logroño, (EFE).- El director del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses del Departamento de Sevilla, Manuel Salguero, ha señalado a EFE que el estudio microscópico es «absolutamente imprescindible» en la autopsia de homicidios infantiles.

Salguero ha intervenido este miércoles en el XIII Congreso Internacional de Patología Forense, al que asisten más de 130 expertos de diferentes países y está considerado el mayor de habla hispana en esta materia y que reúne, hasta el próximo día 22, a 130 expertos de diferentes países.

Este estudio microscópico, ha defendido, «siempre es necesario en la autopsia de los homicidios, pero en los infantiles cobra una complejidad mayor» porque «es muy fácil matar a un niño con 3 meses, se exige muy poca fuerza y las lesiones pueden ser muy sutiles», por lo que en estos casos es «absolutamente imprescindible».

Este forense, también jefe de servicio de Histopatología (Patología Forense), ha explicado que «la autopsia no termina cuando el médico forense termina de examinar el cadáver».

La autopsia finaliza, ha informado, cuando se hace la identificación del ADN para identificar un posible culpable; el análisis químico de diferentes fluidos corporales para ver si ha habido algún tipo de influencia de fármaco o tóxico, entre otros parámetros, y, finalmente, la microscopía de la muerte violenta.

La microscopía de las lesiones que aparecen en los casos de homicidios infantiles, desde su punto de vista, es «un tema terriblemente difícil; es una de las autopsias más duras que hace el medico forense y, ¡gracias a Dios! son muy pocos casos en España».

El problema de las autopsias en los casos de homicidios infantiles, ha indicado, es que «existe una enorme desproporción de fuerzas entre la persona que mata y el niño».

«Cuando los niños son pequeños -ha subrayado- las lesiones pueden ser extraordinariamente sutiles y, a veces, es muy difícil establecer y llegar a un diagnóstico en estos casos», por lo que «es tan importante el estudio microscópico de todas las lesiones que aparecen».

«España es una nación puntera en patología forense», tanto en las autopsias como en los estudios posteriores que implica estudios, ya que «existen más recursos que otros países», ha segurado.

Por Pilar Mazo