La Rioja y Cantabria se unen para lograr ensayos clínicos de más envergadura

Logroño (EFE).- La Rioja y Cantabria han suscrito un convenio de colaboración que permitirá a las dos regiones sumar su población de referencia a la hora de acceder a determinados ensayos clínicos a los que por separado no pueden sumarse hasta el momento.


Los consejeros de Salud de las dos regiones, María Somalo y Raúl Pesquera, respectivamente, han suscrito este jueves el acuerdo entre las dos regiones que se suma a los que ya tienen en vigor en diferentes cuestiones sanitarias, ya que el hospital Marqués de Valdecilla de Santander es el de referencia para La Rioja en algunas patologías.


Ese acuerdo, ha destacado el consejero cántabro, supone «un cambio de paradigma» ya que la colaboración sanitaria entre comunidades autónomas se extiende a la investigación.


La consejera riojana ha detallado que este acuerdo se suscribe a través de la Fundación Rioja Salud y el Instituto Sanitario Marqués de Valdecilla y afecta principalmente a ensayos clínicos que se hacen en el centro cántabro en materias como la oncología, las enfermedades infecciosas y las patologías cardiovasculares.


Gracias a este acuerdo «los riojanos que entendamos que son candidatos a este tipo de ensayos podrán participar en ellos» y también «los investigadores riojanos podrán participar en proyectos de formación en Santander«.


Se trata, ha afirmado Somalo, de «un paso más en la colaboración interterritorial, que redunda en el beneficio de la calidad de la sanidad que prestamos a los ciudadanos».

Acceso a nuevos tratamientos


Pesquera, por su parte, ha considerado que este convenio supone «un paso importante para los ciudadanos y para la ciencia en su conjunto» porque los ensayos clínicos sirven para verlos efectos de nuevas moléculas, incorporadas a medicamentos, antes de que sean comercializadas».


Se ofrece así, ha dicho, «una ventana de oportunidad para pacientes que han agotado las vías convencionales» que acceden a tratamientos en una fase experimental en algunos casos hasta cuatro años antes de que salgan al mercado.


A veces, ha añadido, el hospital Valdecilla no lograba una cartera más amplia de ese tipo de ensayos «por no tener un volumen mínimo de pacientes» algo que se va a subsanar con la colaboración de La Rioja, que hará que la población de referencia alcance prácticamente el millón de personas «y así vamos a poder entrar en la mayor parte de ensayos clínicos», ha insistido.


La colaboración entre las dos regiones supone, así, aprovechar «una ventana de oportunidad para seguir creciendo y con la que ganamos todos», ha asegurado Pesquera que ha detallado que el hospital Marqués de Valdecilla ha ampliado su unidad de ensayos de 11 a 21 camas tras aprovechar para ello una UCI que se había dedicado a pacientes covid. Según sus datos Cantabria puede desarrollar ahora hasta 300 ensayos clínicos al año y La Rioja puede llegar a 50.


La colaboración sanitaria entre La Rioja y Cantabria «va a continuar» y en los próximos meses se traducirá en iniciativas sobre Parkinson, que se desarrollarán en la comunidad riojana, y sobre terapia celular y protonterapia, en la cántabra.


Por Eduardo Palacios