La situación de los sanitarios es «la vía de agua» del sistema

Logroño, (EFE).- La llegada de la covid-19 en 2020 puso a prueba los sistemas sanitarios de todo el mundo y mostraron sus bondades, pero también sus puntos débiles y, entre ellos, la situación laboral de su personal es «la vía de agua» que debe repararse.


Así lo ha considerado, en declaraciones a Efe, el presidente de la Asociación de Juristas de la Salud, David Larios, que celebra su congreso nacional en Logroño, con la asistencia de dos centenares de especialistas en las áreas del derecho relacionadas con el sistema sanitario.


Considera que hay dos ejemplos «claros» de cómo los debates que hasta la pandemia eran solo del ámbito jurídico llegaron a toda la sociedad, ya que «se habló durante mucho tiempo de si la vacunación debía ser obligatoria y de si las personas tenían derecho a despedirse de sus seres queridos que habían muerto por covid».

Porque «a veces, parece que el servicio sanitario es algo que tenemos ahí de fondo, que está sin más, pero la pandemia nos ha hecho ver que cuando hay que atender al ciudadano, a su salud, tenemos a nuestra disposición un bien que hay que cuidar», ha subrayado.


Para lograr ese «cuidado» de la sociedad española, ha dicho, «hay que acometer muchas líneas de trabajo», pero «una de las cosas más urgentes es adecuar las condiciones de sus profesionales en todo, en salarios, contratos y jornadas».

CUIDAR A LOS QUE NOS CUIDAN


«Tenemos que cuidar a los que nos cuidan, que vienen sufriendo muchos años de desgaste, la pandemia lo ha puesto en el disparadero», ha considerado Larios, quien ha recordado que al inicio de la pandemia «fueron los propios profesionales los que se organizaron a sí mismos y supieron hacerlo».

Sin embargo, «el sistema mantiene un gran vía de agua en la situación de sus profesionales» y, «aunque invertir en tecnología está bien, quien está delante del paciente en cualquier servicio son personas a las que hay que tener cuidadas y motivadas para que hagan bien su trabajo. Eso es lo que va a mejorar nuestro sistema sanitario».

Abordar esta cuestión es algo «urgentísimo», en su opinión, «porque tenemos muchos profesionales gastadísimos por las condiciones en las que trabajan, ya lo estaban antes de la pandemia, pero ha ido a más».

Esa situación se acrecienta, ha detallado, porque el sistema sanitario español da muy poco espacio a sus profesionales en los ámbitos de decisión de la sanidad, «algo que sí sucede en otros países», ha asegurado.

Por Eduardo Palacios