Miles de personas reviven en San Asensio la forma tradicional de hacer vino

San Asensio (La Rioja), (EFE).- Miles de personas de varias regiones del norte de España han participado este sábado en la fiesta del pisado de uva que organiza Bodegas Lecea de San Asensio, con lo que han revivido la forma más tradicional de hacer vino de Rioja.


Esta bodega, premiada por sus proyectos de enoturismo y por la recuperación de patrimonio vitivinícola, organiza desde hace casi dos décadas esta fiesta dedicada al pisado de uva tanto para adultos como para niños.


Tras un parón de dos años por la pandemia ha regresado la fiesta, con una gran aceptación de visitantes «y mucha ilusión», ha explicado a EFE la repsonsable de Enoturismo de la bodega, Estela Lecea.


Para ella, esta respuesta demuestra que «la gente en Rioja busca tradición y recuperar lo que teníamos» y «dado que el pisado de uva para elaborar vino se perdió hace unos 40 años, lo hemos tratado de recuperar, vinculado a los calados del siglo XVI que conservamos».

Un viaje en el tiempo


Así, tratan de ofrecer «un viaje en el tiempo» en un momento «en el que estamos rodeados de modernidad» pero «la gente quiere buscar la esencia de lo que Rioja ha sido en el pasado» y «así, la mayor innovación es recuperar lo que teníamos».


Además, con la experiencia de realizar esta actividad han comprobado que «el pisado de uva es algo que tiene su técnica» porque «hay que dividir la uva en tres paredes y pisarla por capas, de forma suave y en toda la superficie, no se puede hacer de cualquier forma».


Para los niños, ha aclarado, disponen de uva recién cortada «para que puedan beber el mosto» mientras los adultos pisan uva ya fermentada «como se hacía antiguamente» algo que «que luego da lugar a vinos muy diferentes a los que vemos hoy en día», ha concluido Lecea.

Por Eduardo Palacios

La Fiesta del Pisado de Uva de San Asensio ha rememorado la forma más tradicional de hacer vino, con los pies descalzos, una costumbre perdida en las bodegas riojanas desde hace décadas. EFE/Raquel Manzanares