Mujeres vestidas de negro y blanco procesionan a la Virgen del Rosario en Logroño

Logroño, (EFE).- Una veintena de mujeres vestidas, en su mayoría, con camisa blanca y pantalón negro han portado este domingo a hombros sobre andas el paso de Nuestra Señora del Rosario, que custodia la Cofradía de la Santa Cruz de los Hermanos Maristas de Logroño.

El buen tiempo ha animado a numerosos feligreses a salir a la calle y presenciar la procesión, que ha iniciado su recorrido desde la esplanada de la Iglesia de la Viña, en el barrio de Cascajos, tras la bendición de su párroco y en presencia de autoridades.

Una de sus portadoras, Verónica Jiménez, ha explicado a Efe que «portar a hombros un paso religioso en procesión no solo es cosa de hombres. Las mujeres también somos fuertes y podemos con todo lo que nos echen».

Profesora de Maristas, esta mujer cofrade ha relatado que es la primera vez que participa en esta procesión, que se celebra el domingo más próximo al 7 de octubre, con motivo de la festividad del Rosario, y que protagoniza esta Cofradía logroñesa.

La presencia femenina en las cofradías, una realidad creciente

Ha valorado la incorporación de la mujer a las cofradías de la Semana Santa, como «una forma muy positiva» de abrirse un paso en la sociedad, y, en este caso, «no solo tocando el tambor y procesionando, sino cargando una imagen».

Ana Hierro, quien no se estrena en esta procesión de octubre, pero sí como «mazo» o guía del paso de la imagen de la Virgen del Rosario, también ha destacado a Efe la presencia femenina en la Cofradía de la Santa Cruz, en la que «las mujeres tenemos nuestro espacio y un sentimiento de unidad la Virgen del Rosario».

La razón de que este paso lo porten exclusivamente mujeres se remonta al momento en el que el Ayuntamiento de Logroño cedió a la cofradía el paso del Encuentro, que es «muy pesado» y que portan exclusivamente unos cincuenta varones cofrades, ha indicado a Efe su hermano mayor, Enrique Guerrero.

Edición web: Pilar Mazo