Presidente de la patronal riojana: hay que apretarse el cinturón todos, también el Gobierno


Logroño, 2 noviembre (EFE).- El presidente de la Federación de Empresas de La Rioja (FER), Jaime García-Calzada, en una entrevista con EFE, ha asegurado que «hay que apretarse el cinturón todos, también el Gobierno de España», al que le ha exigido «gestionar bien».

Ante la manifestación del 3 de noviembre, en Madrid, convocada por los sindicatos para exigir subidas salariales, ha dicho que el tejido empresarial no se niega a negociar un incremento de los salarios a los trabajadores, pero ha subrayado que «todos tenemos que apretarnos el cinturón, también el Gobierno».


«Es la primera vez en la historia de España que, con la que está cayendo, se organiza una manifestación contra los empresarios y no contra el Gobierno», ha enfatizado García-Calzada, para quien «la situación actual tiene muy poco recorrido y, quizá, llegue el día en el que los empresarios tengan que manifestarse».

APRETARSE EL CINTURÓN


Ha recordado que ha negociado durante 14 años el convenio de hoteles, sector al que pertenece, y «nunca» se ha levantado de una mesa de negociación, aunque hayan existido diferencias con los sindicatos.

Sobre el argumento de las centrales sindicales de las empresas tienen beneficios que deben revertir en los salarios, se ha preguntado: «que me digan dónde están esos beneficios», ya que «más del 50 % de las empresas españolas están en pérdidas».

Para él, es diferente hablar de las grandes multinacionales que de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos, que representan, estas últimas, el 98,5% del tejido empresarial de este país, con una media de 6 trabajadores por empresa.

«Además -ha proseguido- si nos ponemos a repartir, tendremos que repartir todos porque el pacto de rentas parece que es entre empresarios y trabajadores y eso no es un pacto de rentas, sino la negociación colectiva de convenios»; y, en un pacto de rentas, ha indicado, deberán entrar pensionistas y funcionarios, entre otros.

El pacto de rentas, ha añadido, depende del Pacto de Toledo, que requiere de un acuerdo entre todos los políticos para «apretarnos todos el cinturón, el primero el Gobierno, con su gasto administrativo, que es el mayor de la historia de España en este momento».

A este respecto, ha lamentado que los Presupuestos Generales del Estado para 2023 revelan «un gasto increíble», lo que no significa que haya que recortar en sanidad, educación y servicios sociales.

«El Gobierno -ha subrayado- ya sabe donde tiene que recortar (en su coste administrativo), pero no recorta porque estamos viendo que tenemos la campaña electoral más cara de la historia de este país», a lo que se suman unos «fondos europeos que no aparecen por ningún lado».

Edición web: Pilar Mazo y Ana Lumbreras