Un 45 % de la uva de Rioja recogida a máquina por la falta de mano de obra


Logroño, (EFE).- Un 45 % de la uva de la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja se prevé que se haya recogido a máquina en esta campaña por la escasez de mano de obra, una realidad cada vez más acentuada desde la pandemia, han informado a EFE las organizaciones agrarias ARAG-Asaja y UAGR-COAG.


En la recta final de la vendimia, con una previsión de superar los 400 millones de kilos de uva, los responsables de ambas organizaciones agrarias convienen en la calidad de la uva recogida y ponen el acento en la escasez de mano de obra en el campo desde la pandemia.


El pasado año, un 40 % de la uva de Rioja se recogió a máquina y este año la previsión es de que, al menos, se alcance el 45 %, debido a que en esta vendimia se ha producido el solapamiento de zonas en las que se ha de realizar esta tarea al mismo tiempo, lo que ha obligado a muchos viticultores a contratar la vendimia mecanizada.

En la otra cara de la moneda está el hecho de que la Denominación de Origen Calificada (DOCa) Rioja, con 66.860 hectáreas de viñedo repartidas entre La Rioja, País Vaso y Navarra, configura un paisaje especial por su especial modelo de plantación «en vaso», que representa un alto porcentaje del viñedo y que requiere de la recogida a mano.

FALTAN MANOS


A la escasez de mano de obra, se suma la complejidad burocrática que le supone al agricultor la contratación de temporeros y la casuística de estos supuestos trabajadores, unas circunstancias que explican el incremento de la vendimia mecanizada allí donde es posible esta práctica.

Así lo han detallado el secretario general de ARAG-Asaja, Igor Fonseca, responsables de la UAGR-COAG y el director general del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, José Luis Lapuente.

Lapuente ha afirmado que «se ha optimizado mucho la vendimia mecanizada por la complejidad de administrar mano de obra» y porque «ha minimizado, al extremo, las diferencias cualitativas que podrían pensarse entre una vendimia manual y una mecánica».

Roberto Salinas, vocal de la UAGR en el Consejo Regulador y viticultor, ha explicado que tiene 30 hectáreas de viñedo en Briñas y ha tenido que recurrir a las manos de su esposa e hijo para recoger las uvas, ya que, cuando estaban a punto para su vendimia, la cuadrilla que tenía prevista no le llegaba hasta unos días después.

Ha reconocido que hay determinados viñedos y uvas de calidad que se tienen que recoger a mano por la propia esencia del tipo de viñedo en Rioja, aunque también ha señalado los avances en la mecanización del campo.

Una vendimiadora recoge uva en Badarán (La Rioja). EFE/Raquel Manzanares

COMPLEJIDAD BUROCRÁTICA


Fonseca ha puesto el acento en la existencia de supuestos buscadores de trabajo, que reciben subsidios y que exigen al viticultor contratante que no les dé de alta en la Seguridad Social, lo que es una irregularidad, a lo que se suman situaciones de suplantaciones de documentación o un exceso de tramitación burocrática.

Salinas también ha convenido con el secretario general de ARAG-Asaja en estas circunstancias que rodean la contratación de mano de obra y la casuística de los supuestos buscadores de recogida de la uva.

Además, «no se está compensando todo lo que sería necesario la uva de calidad por parte de las bodegas, lo que también explica que exista una tendencia creciente a una vendimia más mecanizada», ha indicado Fonseca.

Por su parte, la UAGR exige que se retome la medida implantada durante la pandemia de permitir que los trabajadores desempleados compatibilicen el cobro del paro con el trabajo en las campañas agrarias.

Las organizaciones agrarias piden que se regularice la situación de los inmigrantes sin permiso de trabajo que ya viven en España y se cree una red de alojamientos público-privados para poder organizar campañas de acogida de temporeros desplazados.
Igualmente, instan a que se colabore entre todos los implicados -Administraciones y agricultores- para organizar una contratación en origen planificada y efectiva.

Se trataría de prever las necesidades de mano de obra, realizar las contrataciones en origen y organizar el alojamiento de las cuadrillas en la citada red de alojamientos.

Por Pilar Mazo