Un equipo de La Rioja gana un concurso de IA en el medio marino

Eduardo Palacios
Logroño, 13 nov (EFE).- Un equipo de La Rioja ha sido el ganador del concurso Marine Datathon, un certamen sobre la utilización de la inteligencia artificial (IA) para medir diferentes parámetros del medio marino, algo que en el futuro puede ayudar a biólogos y a investigadores de diferentes campos.

El equipo riojano estaba formado por el catedrático de Proyectos de Ingeniería y Big Data, Javier Martínez de Pisón, y el profesor de Matemáticas y Computación José Divasón -ambos de la Universidad de La Rioja- y el ingeniero Ramón Sieira, de la empresa SDG Group participaron en este certamen, unto a otros 18 equipos internacionales, planteado como «una competición de datos, que cada vez están más de moda», ha detallado a EFE Martínez de Pisón.


El planteamiento de la competición era el «identificar sonidos del ruido marino», algo casi «exótico» para tres riojanos, pero, en realidad, era un trabajo de ingeniería de datos, para procesar sonidos, grabados de forma digital, en el fondo marino y en la costa de Canarias.

Durante días, un grupo de micrófonos captó sonidos de esa zona de la costa y luego los equipos participantes tuvieron que procesarlos con una aplicación de inteligencia artificial «porque para un ser humano sería imposible escuchar todos esos archivos en un tiempo razonable».


Para ganar el certamen, este grupo creó una inteligencia artificial «que ha sido capaz de encontrar diferentes eventos en todos los archivos» para definir, «por ejemplo, en qué zona hay más barcos que puedan afectar a especies marinas, el sonido de diferentes cetáceos o comprobar si las ballenas vuelven a pasar por una misma ruta».

El concurso planteaba a los equipos diferentes retos «y el primero era crear esa IA que sea capaz de identificar nuevos sonidos» y «en un segundo reto había que ser capaces de eliminar el ruido» de las grabaciones.


El jurado otorgó al grupo riojano la máxima puntuación, mientras que el segundo puesto fue para el investigador peruano Cristian Lazo Quispe; y el tercero para los españoles Alberto Casado, Antonio Álvarez y Javier Ventajas, de la empresa evlabs.

Este certamen es una muestra más de «las aplicaciones que puede tener la IA para el medio ambiente», subraya Martínez de Pisón, que participa desde hace dos años en un proyecto de identificación de murciélagos a través de los ultrasonidos.

BIG DATA

Ha desarrollado proyectos de «big data» y de IA durante veinte años, en un momento en el que en España «al hablar de estas cuestiones parecía que era un rarito», pero «sabía que en Estados Unidos ya era un campo en desarrollo y por eso hice mi tesis sobre modelos de IA para mejorar los procesos industriales», detalla.

Ahora ya, considera, «todo el mundo empieza a ser consciente de las aplicaciones que puede tener la IA» y «en el caso del medio ambiente, puede ser un gran apoyo para los biólogos, que cuentan a veces con cantidades ingentes de datos de imagen que no pueden procesar en poco tiempo y con estas aplicaciones sí es posible».

«En los próximos años mucha gente va a ser usuaria de la IA, se llegará a utilizar como ahora el teléfono móvil y para ello se está invirtiendo mucho dinero, aunque a veces en cosas poco útiles», considera el catedrático riojano.

Porque «los modelos con los que trabaja la IA son capaces de aprender lo que les enseñes y aunque haya aplicaciones poco útiles, otras muchas son capaces de mejorar el rendimiento humano» y aunque «es cierto que eso tiene peligros» lo cierto es que «hemos entrado en una curva de desarrollo de la IA que no sabemos dónde va a parar», concluye Martínez de Pisón.

EFE La Rioja