Una ley unificará funciones de los agentes forestales en todas las regiones

Logroño, (EFE).- Los 6.500 agentes forestales que hay en España contarán con «más calidad en sus condiciones de trabajo y más normalidad en la profesión» cuando se apruebe el proyecto de ley que aportará una regulación básica y unificará algunos aspectos de sus funciones que ahora son diferentes en cada comunidad autónoma.


Así lo ha anunciado este lunes en Logroño la directora general de Biodiversidad, Bosques y Desertificación del Ministerio de Transición Ecológica, María Rodríguez de Sancho, en la apertura del VI Congreso Nacional de Agentes Forestales y Medioambientales, al que asisten medio millar de profesionales.


La nueva normativa, que, según Rodríguez de Sancho será aprobada por el Consejo de Ministros a finales de octubre o principios de noviembre, permitirá que estos profesionales, unos 6.500 en España, cuenten con mejores condiciones de trabajo.


«La emergencia medioambiental que vivimos requiere un trabajo global, pero también otro próximo al territorio» y ese es el papel que juegan los agentes forestales y medioambientales, ha indicado.


Ha afirmado que, sin estos profesionales, «muchas medidas de conservación no serían posibles», por lo que juegan «un papel crucial» en la política medioambiental, en la que son «el primer eslabón de la administración en el territorio».


Sin embargo, ha reconocido que están en una situación en la que cada comunidad autónoma tiene su propia normativa y cuerpo de agentes forestales y medioambientales, además del que depende del Gobierno central, lo que justifica la necesidad de un marco jurídico básico común, que esperan llegue al Congreso de los diputados en el próximo periodo de sesiones.

MARGEN PARA LA HOMOGENEIZACIÓN

El presidente de la Asociación Española de Agentes Forestales y Medioambientales, Alberto Esteban, en declaraciones a EFE, se ha mostrado satisfecho con el anuncio, que «cumplirá algo que demanda este colectivo desde hace más de 15 años».

El presidente de la Asociación Nacional de Agentes Forestales, Alberto Esteban, durante el congreso nacional de este colectivo que se celebra en Logroño. EFE/Raquel Manzanares


«En este tiempo hemos visto las diferencias de funcionamiento de unos cuerpos a otros y buscamos homogeneizar para mejorar la protección de la naturaleza» y ha puesto como ejemplo que, en Asturias, los agentes forestales no participan en muchas acciones de protección de la naturaleza en las que sí intervienen en Madrid y Cataluña, «donde hay especialidades que aportan más eficiencia a este trabajo».

Quieren que, mediante esa ley, se regule en las emergencias el papel que tienen los agentes forestales, también su función de «policía medioambiental» y cómo pueden intervenir en la gestión del medio ambiente, explica, unas funciones crecientes que contrastan con la reducción de su plantilla, que eran unos 10.000 cuando fueron transferidos a las comunidades autónomas y ahora son 4.000 menos.

Por Eduardo Palacios