Una nueva tecnología garantiza más eficacia contra bacterias en la industria médica y alimentaria

Logroño, (EFE).- El investigador del Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad de La Rioja Ignacio Muro ha desarrollado recubrimientos generados mediante tecnología de plasma a presión atmosférica (plasma frío), que reducen entre un 50 y un 85 % la formación de biofilm bacteriano.

Su eficacia y resistencia los convierte en una alternativa innovadora para aplicaciones de desinfección en la industria médica y alimentaria.

Es el resultado de su tesis doctoral, presenta este lunes en una rueda informativa en Logroño, junto al vicerrector de Investigación de la Universidad de La Rioja, Eduardo Fonseca, y el director de la tesis, Fernando Alba.

El biofilm bacteriano es una agrupación estructurada de microorganismos patógenos que forman una película adherente sobre diversas superficies y entornos.

Su formación, rápido crecimiento y difícil eliminación preocupan en las industrias de manipulación de alimentos y aplicaciones médicas, donde pueden provocar contaminación cruzada, deterioro de productos, riesgos para la salud de los consumidores, daños en los equipos industriales y grandes pérdidas económicas.

PLASMA A PRESIÓN

Ignacio Muro ha empleado tecnología de plasma a presión atmosférica con descarga de barrera dieléctrica (Dielectric Barrier Discharge, DBD) para generar recubrimientos anti-biofilm que impidan la proliferación de bacterias.

Este tipo de plasma frío no transfiere calor, por lo que es compatible con los tejidos vivos y con materiales con bajo punto de fusión como los polímeros.

En su investigación doctoral ha trabajado sobre muestras de acero inoxidable y polímeros impresos en 3D, de uso común en instalaciones alimentarias y en el sector médico (implantes, prótesis, dispositivos de protección, utensilios ergonómicos para personas con movilidad reducida, etc.).

El empleo de estos recubrimientos ha logrado una reducción del biofilm de más del 85% en acero inoxidable, donde su eficacia se mantuvo en un nivel del 72% después de aplicar varios ciclos de limpieza con desinfectantes alcalinos.

En muestras de polímeros (ácido poli láctico, PLA) impresas en 3D, ha conseguido reducir en más de un 50% la formación de biofilm de Pseudomonas aeruginosa, Listeria monocytogenes, Escherichia coli y Staphylococcus aureus.

Estos microorganismos son causantes de listeriosis e infecciones gastrointestinales que, en embarazadas y población inmunodeprimida, puedan ser mortales.

Además de su eficacia y resistencia frente a la limpieza habitual de estos materiales, los recubrimientos obtenidos mediante plasma atmosférico frío son más baratos y respetuosos con el medioambiente que los empleados hasta ahora, por lo que la aplicación de esta tecnología se presenta como una alternativa interesante para las industrias médica y alimentaria. EFE