Reducir la presencia de nutrientes en aguas residuales es fundamental para evitar la eutrofización. EFE/ J.J. Guillen

Depurar agua con lodos de potabilizadora reduce la presencia de fósforo un 80 %

Ana Tuñas Matilla |

Valencia (EFE).- Reducir la presencia de nutrientes en las aguas residuales que se vierten al medio natural es fundamental para evitar la eutrofización de masas de agua como el mar Menor, en las que la falta de oxígeno que produce la proliferación de algas hace prácticamente imposible la existencia de otras formas de vida.

En este contexto, Life Renaturwat, proyecto cofinanciado con fondos europeos, testa el potencial de usar lodos de potabilizadora para filtrar las aguas y “atrapar” contaminantes y nutrientes, con unos resultados preliminares que revelan reducciones del 80 % en lo que respecta al fósforo.

Además, se reducen significativamente otros contaminantes, como la bacteria fecal escherichia coli o emergentes (medicamentos, pesticidas, etc), y mejora la calidad biológica de las aguas.

Las pruebas se desarrollan en las depuradoras basadas en humedales artificiales de la localidad valenciana de Carrícola, de 200 habitantes, y de la urbanización Los Monasterios (Puçol, Valencia), en la que viven unas 2.000 personas.

En ambas, se han construido lagunas en las que poder comparar la calidad del agua saliente de los humedales construidos a base de fangos deshidratados en el marco del proyecto y la procedente de los tratamientos ya existentes.

Depuración de agua
Reducir la presencia de nutrientes en aguas residuales es fundamental para evitar la eutrofización de masas de agua. EFE/ J.J. Guillen

El exceso de nutrientes, como el nitrógeno amoniacal o el fósforo, provoca la proliferación de algas, fenómeno denominado eutrofización y considerado como uno de los mayores procesos de contaminación de ríos, lagos, embalses, charcas, etc.

Estas algas y los organismos que las acompañan consumen el oxígeno disuelto en el agua, haciendo prácticamente imposible la existencia de otras formas de vida y generando gran pérdida de biodiversidad.

En las lagunas a las que llega el agua filtrada por esos lodos, las concentraciones de fósforo están por debajo de 2 miligramos por litro en Carrícola (100 habitantes) y de 1 mg/L en Los Monasterios (2.000).

Resultados superiores a los de cualquier otro sistema

“En ambos casos, estaríamos dentro de lo que la directiva europea exige a poblaciones mucho mayores y muy por encima de los resultados que se obtendrían con cualquier otro sistema”, según el coordinador del proyecto, Miguel Martín, del Instituto de Ingeniería del Agua y Medio Ambiente de la Politécnica de Valencia.

Con los humedales artificiales instalados hasta la fecha, construidos a base de grava, las reducciones de fósforo sólo son del 15 ó 20 %, ha añadido la investigadora del instituto Carmen Hernández.

Lo peculiar del fango de potabilizadora es que contiene restos de aluminio procedente del coagulante que se usa para tratar el agua y que le confiere propiedades muy adsorbentes.

“El fósforo que está en forma de fosfatos en el agua residual reacciona y precipita químicamente sobre ese aluminio, que lo adsorbe y se queda ahí atrapado”.

Depuración de agua
Reducir la presencia de nutrientes en las aguas residuales que se vierten al medio natural es fundamental para evitar la eutrofización de masas de agua. EFE/ J.J. Guillen

Además de menores concentraciones de nutrientes, en la laguna que recibe las aguas filtradas con lodos también se observa una mayor reducción de contaminantes, al tiempo que proliferan insectos e invertebrados acuáticos “que indican una muy buena calidad del agua”.

“Las algas no crecen de forma explosiva como sí lo hacen en la otra laguna (..). Es muy importante evitar la eutrofización del agua porque los ecosistemas acuáticos eutrofizados se quedan sin oxígeno (…). En España tenemos varios ejemplos de ecosistemas acuáticos muy importantes que están altamente eutrofizados, entre ellos la Albufera de Valencia o el Mar Menor”, ha recordado.

Portugal, interesada en replicar el proyecto

“Renaturwat tiene un gran potencial en términos de aplicación en Portugal. Se trata de una solución muy simple y muy natural que permite una reducción de contaminantes de las aguas residuales”, ha subrayado Ana Rita Ferreira, técnico de Aguas de Portugal-Valor, socio del proyecto.

Además, permite dar un paso más en la apuesta del país por la economía circular, pues se estaría dando una aplicación a lo que ahora es tratado como un residuo, y podría ser de mucha utilidad para ayudar a renaturalizar el agua procedentes de industrias como la textil, muy presente en Portugal, ha destacado durante una visita a las instalaciones en las que se desarrolla el proyecto.

YouTube player