El alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, al inicio de la reunión informal ministerial de Defensa y Asuntos Exteriores de la UE celebrada este miércoles en Toledo. EFE/Ángeles Visdómine

La UE estudiará si entrena a soldados ucranianos para pilotar cazas F-16

Toledo, (EFE).- El jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, ha asegurado este miércoles que la Unión Europea va a “explorar” la posibilidad de formar a soldados ucranianos para que puedan pilotar cazas F16 en su guerra contra Rusia.

“Vamos a explorar la posibilidad de cómo podemos integrar estos módulos de formación de pilotos de F16 en nuestra misión (de entrenamiento)”, ha señalado Borrell en la rueda de prensa al término de la reunión informal que los ministros de Defensa de la UE han celebrado hoy en Toledo.

La posibilidad de que la UE forme a pilotos ucranianos se une a la decisión que ya han tomado Países Bajos y Dinamarca de enviar este tipo de cazas a Ucrania a titulo individual, sumándose así a la coalición internacional que lidera Estados Unidos.

Ese acuerdo lo certificó el propio presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en una visita el pasado 20 de agosto tanto a Países Bajos como a Dinamarca.

También se van a entrenar a 40.000 soldados

Borrell también ha anunciado que la UE va a entrenar a 40.000 soldados ucranianos antes de que acabe el año, dado que el objetivo de formar a 30.000 se logrará en octubre.

“Ucrania necesita apoyo militar a largo plazo y de forma sostenible. Quiero subrayar que nuestro continuo apoyo es importante para la contraofensiva ucraniana”, ha subrayado el alto representante.

Ampliación de el Fondo Europeo de Apoyo a la Paz

En este sentido, los ministros de Defensa han discutido también en Toledo la posibilidad de ampliar a 20.000 millones el Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (FEAP) que la UE ha utilizado principalmente para financiar el envío de armas a Kiev.

La intención es aportar 5.000 millones anuales en los próximos cuatro años, hasta 2027.

Borrell ha indicado que se trata de un tope máximo, sin que eso implique que se tenga que gastar necesariamente todo el fondo.

Hasta el momento, la UE ha destinado más de 3.600 millones de euros para cofinanciar el envío de armas a Ucrania y ya ha tenido que ampliar el FEAP hasta en dos ocasiones.