Un atentado suicida con bomba causa dos muertos y ocho heridos en Indonesia

Yakarta (EFE).- Al menos dos personas han fallecido y ocho resultaron heridas durante un ataque suicida con bomba en una jefatura de policía en la ciudad indonesia de Bandung, en el oeste de la isla de Java, informó este miércoles la Policía.

La Policía de Indonesia vinculó a un grupo yihadista local, afín al Estado Islámico (EI), con el ataque suicida.

El supuesto atacante, que murió en la explosión, fue identificado como Agus Sujatno, quien se encontraba en un programa de desradicalización tras salir de prisión en marzo de 2021 por sus vínculos con el Jamaah Ansharut Daulah (JAD), un grupo yihadista autor de varios atentados en el país.

El sospechoso, también conocido como Abu Muslim y que cumplió una condena de cuatro años en la cárcel, todavía estaba catalogado en el grupo «rojo» -bajo vigilancia- por las autoridades, indicó en rueda de prensa Listyo Sigit Prabowo, jefe de la Policía Nacional, recoge el portal de noticias CNN Indonesia.

Un atentado suicida con bomba causa dos muertos y ocho heridos en Indonesia
La policía indonesia vigila la zona en la que se ha producido el atentado. EFE/EPA/Iqbal Kusumadirezza

El ataque ocurrió cerca de una comisaría

El ataque con explosivos sucedió alrededor de las 8.20 hora local (1.20 GMT) en la comisaría de Astanaanyar, en la ciudad de Bandung (isla de Java), después de que el supuesto autor entrara en el recinto portando un cuchillo y bombas.

La explosión provocó la muerte de un oficial y dejó heridas al menos ocho personas, siete policías y un civil, tres de ellos de gravedad y que están siendo tratados en un hospital de la provincia de Java Occidental, donde se encuentra la urbe.

La Policía, que acordonó la zona en un radio de 200 metros, encontró en la escena del crimen documentos que pertenecerían al atacante y que protestaban por la reciente aprobación de la reforma del Código Penal, informa el portal Detik.

Aunque esta enmienda, aprobada el martes por el Parlamento, recoge algunas disposiciones basadas en la «sharia» o ley islámica, se ha topado con el rechazo de algunos grupos integristas islámicos.

La mayoría de los habitantes de Indonesia -en país con más musulmanes del mundo- practican un islam moderado que convive pacíficamente con otras religiones en todo el archipiélago, aunque existen varios grupos terroristas que ponen en el punto de mira a otros credos religiosos.

La JAD, una rama de la red terrorista más notoria del Sudeste Asiático, Jemaah Islamiah, ha cobrado protagonismo en los últimos años.

En enero de 2019, yihadistas indonesios de este grupo participaron junto a radicales filipinos de Abu Sayyaf en el ataque bomba contra una catedral en la isla filipina de Jolo, que se cobró 20 vidas y dejó más de 100 heridos.

En marzo de 2021, dos miembros de la JAD perpetraron un ataque suicida con explosivos en un recinto religioso de la isla de Célebes (Sulawesi), que dejó una veintena de heridos y donde solo perecieron los atacantes.