China sanciona a contratistas estadounidenses por vender armas a Taiwán

Pekín, 16 sep (EFE).- China anunció hoy que impondrá sanciones a directivos de las contratistas estadounidenses Raytheon Technologies y Boeing Defense por su papel en la reciente venta de un paquete de ayuda militar a Taiwán por valor de 1.100 millones de dólares.

En concreto, los sancionados son Gregory Hayes, consejero delegado y presidente de Raytheon Technologies, y Ted Colbert, consejero delegado y presidente de Boeing Defense, Space & Security, anunció este viernes la portavoz de Exteriores Mao Ning en rueda de prensa, recoge el diario Global Times.

No obstante, Mao no clarificó en qué consisten las sanciones y se limitó a comentar que China toma la decisión para «proteger» sus «intereses y soberanía».

En junio de 2021, China aprobó una legislación para tomar represalias contra quienes «interfieren» en sus «asuntos internos» que incluye el veto a la entrada a China a quienes sancione o prohibir realizar transacciones a empresas extranjeras.

Una «violación» de los acuerdos, según Pekín

«Pedimos a Estados Unidos que detenga la venta de armas a Taiwán», zanjó hoy Mao, y agregó que «Estados Unidos ha violado los acuerdos» que alcanzó con Pekín a cuenta de Taiwán con esta última venta de armas, algo que «socava gravemente la paz y la estabilidad a lo largo del Estrecho».

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen (i), posa junto a dos pilotos de las fuerzas aéreas del país. EPA-EFE/Ritchie B. Tongo

La semana pasada, China condenó la venta de material militar y prometió represalias: «La venta manda una señal equivocada a las fuerzas separatistas que buscan la ‘independencia de Taiwán’. China se opone firmemente y la condena, y tomará medidas decididas y contundentes», adelantó entonces Mao.

El paquete de ayuda militar estadounidense llega con el objetivo de ayudar a la isla, cuya soberanía reclama China, a reforzar su sistema de misiles y de radares.

Estados Unidos alega que tiene un compromiso con la isla para suministrarle ayuda militar, aunque sin dejar claro si intervendría en caso de ataque chino, una política bautizada como «ambigüedad estratégica».

Tensión entre las dos potencias a cuenta de Taiwán

A esta venta de armas hay que sumar que este miércoles un comité del Senado de Estados Unidos aprobó el proyecto de Ley de Política sobre Taiwán, que amplía considerablemente la ayuda militar que el país norteamericano presta a Taiwán, en un momento de gran tensión con China sobre la soberanía de la isla.

Por 17 votos a favor y sólo 5 en contra, el comité sacó adelante la medida, que ahora se trasladará al pleno y, de ser aprobada, aumentaría en miles de millones de dólares las ayudas que EE.UU. envía a Taiwán en materia de seguridad, entre otras cosas.

La venta de armas llega en un momento de especial tensión entre EE.UU. y China, acentuado por la reciente visita a Taiwán de la presidenta de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi.

El viaje irritó profundamente al Gobierno chino, que respondió con sanciones económicas y con unas maniobras militares en aguas que rodean a la isla que Taipéi describió como «un bloqueo».

China reclama la soberanía sobre la isla y considera a Taiwán una provincia rebelde desde que los nacionalistas del Kuomintang se replegaron allí en 1949, tras perder la guerra civil contra los comunistas.