El pueblo ucraniano recibe en manos de sus líderes el premio Sájarov del Parlamento Europeo

Estrasburgo (Francia) (EFE).- El pueblo ucraniano, representado por su presidente, Volodimir Zelenski, y por sus líderes de la sociedad civil y de la resistencia a la invasión, recibió este miércoles el premio Sájarov a la libertad de conciencia, el máximo galardón que otorga la Unión Europea (UE) en el ámbito de los derechos humanos.

El propio Zelenski conectó por videoconferencia con el hemiciclo comunitario para agradecer en persona el galardón y los esfuerzos de la Eurocámara y otras instituciones europeas en favor de que se establezca un tribunal internacional especial sobre la agresión contra Ucrania, sobre el que la Corte Penal Internacional no tiene jurisdicción, para juzgar a los líderes políticos y militares rusos.

«Puede que solo tras el final de la guerra, cuando liberemos todo nuestro territorio, encontremos todas las tumbas del terror. Solo entonces podremos decir cuantas vidas ha arrasado la tiranía», lamentó el presidente ucraniano, que ya se había dirigido al Parlamento Europeo pocos días después del inicio de la guerra.

YouTube player

Zelenski, que agradeció el premio «en nombre de los que luchan por Ucrania y la libertad», consideró un «deber moral» construir una nueva arquitectura de seguridad «por la libertad global y la ley internacional» que evite que nunca más suceda un crimen de genocidio contra el pueblo ucraniano.

Además, consideró que el tipo de tribunal que se pueda crear para juzgar los crímenes de guerra rusos debe tener carácter «permanente», para que «sea inevitable el castigo por una guerra criminal» y esto desincentive, a su juicio, el conflicto.

El presidente ucraniano guió a los diputados en un emotivo minuto de silencio por las personas que han perdido la vida en la invasión rusa y permaneció en la llamada para ver recoger el premio al alcalde de Melitopol, Ivan Fedorov; la fundadora de la unidad médica de evacuación «Ángeles de Taira», Yulia Pajevska; y la directora del Centro para las libertades civiles, Oleksandra Matviychuk.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskiy, en su intervención por videoconferencia en la ceremonia de entrega del Premio Sájarov, en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia. EFE/EPA/Julien Warnand

Un premio a la libertad

El premio, que desde 1988 homenajea a personas y organizaciones que luchan por la libertad de conciencia en todo el mundo, lleva tres años consecutivos premiando a la oposición a Rusia y a sus aliados en diferentes formatos: con el reconocimiento a la oposición democrática de Bielorrusia en 2020 y el galardón al líder opositor ruso encarcelado Alexei Navalni en 2021.

«Fue el propio Andréi Sajarov el que dijo que un país que no respeta el derecho de sus propios ciudadanos no respetará los de sus vecinos», recordó la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, que agradeció a Ucrania la defensa de «los valores que en Europa hemos tenido el lujo de dar por sentados».

«Que el premio sirva de recordatorio de nuestro apoyo inquebrantable y que se dedique a todos los hombres y mujeres sobre el terreno, a los que hemos acogido en nuestras casas y a los que han perdido a sus amigos y familia. Sé que no os rendiréis y os aseguro que nosotros tampoco lo haremos», aseguró Metsola.

En una rueda de prensa posterior, los representantes que recogieron el premio en nombre del pueblo ucraniano insistieron en la necesidad de que Europa envíe más armas a Kiev y de «romper el círculo de impunidad» del que Rusia ha disfrutado durante años.

(i-d) El alcalde de la ciudad ucraniana de Melitopol, Ivan Fedorov, la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, y la ganadora del Premio Nobel de la Paz y directora del Centro para las Libertades Civiles, Oleksandra Matviichuk, durante una conferencia de prensa posterior a la ceremonia de entrega del Premio Sájarov, en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia, este 14 de diciembre. EFE/EPA/Julien Warnand

«No hay ningún objetivo militar en lo que Rusia está haciendo contra los civiles. Sólo hacen estas cosas horribles porque pueden. Quieren romper la resistencia de la gente y ocupar Ucrania con el inmenso dolor de la sociedad civil», dijo Matviychuk, cuya ONG se dedica a recorrer el país para documentar los crímenes de guerra rusos.

Pajevska, que dijo representar a las fuerzas armadas ucranianas al recoger el premio, en su condición de sargento, aseguró que Europa «siempre podrá contar con el apoyo de Ucrania y de nuestra sociedad si alguna vez se encuentra en dificultades».

Y el alcalde de Melitopol, Ivan Fedorov, exiliado en Zaporiyia desde que las fuerzas ocupadoras rusas le depusieron a los pocos días del comienzo de la invasión, pidió «más armas» para poder defender su país «hasta el final.

«Hoy, toda la UE se prepara para la Navidad y los ucranianos se preparan para la victoria. Mientras en Europa se encienden las luces de Navidad, en Ucrania se encienden velas porque no tenemos electricidad. Cuando ganemos, ganaremos juntos. Si perdemos, perderemos juntos porque Ucrania defiende vuestros valores», aseguró Fedorov.