Turquía no prevé ratificar la incorporación de Suecia y Finlandia a la OTAN antes de julio

Ankara.- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha dado a entender que la ratificación del ingreso de Suecia y Finlandia en la OTAN debería ser abordada en el Parlamento turco solo después de las elecciones generales de junio, es decir, no antes de julio de 2023.

«Hay tiempo hasta julio (para decidir sobre el ingreso) y tenemos unas elecciones en junio; nosotros tenemos que estar muy tranquilos antes de estas elecciones», dijo Erdogan en una rueda de prensa en Ankara, tras entrevistarse con el primer ministro sueco, Ulf Kristersson.

«Vemos a los terroristas con sus banderas marchar por la calle en Suecia y Finlandia. Nuestro pueblo nos pregunta si no vemos esto. Nosotros hacemos política. Tenemos elecciones en siete meses y debemos mostrar nuestra postura al pueblo. Nuestros amigos lo entenderán», explicó el mandatario turco.

Erdogan se refería principalmente a la guerrilla kurda de Turquía, el proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), pero también a las milicias kurdosirias Unidades de Protección Popular (YPG), aliadas de EE. UU. en la lucha contra el Estado Islámico (EI) en Siria, pero que Ankara considera una rama del PKK.

Además, incluyó entre los supuestos «terroristas» que alberga Suecia al periodista Bülent Keles, antiguo director del diario turco Today’s Zaman, en busca y captura por la justicia turca por supuesta implicación en el fallido golpe de Estado de 2016, que Ankara atribuye a los seguidores del predicador islamista Fethullah Gülen.

«Extraditar a este terrorista es muy importante para nosotros. Queremos que lo extraditen», dijo Erdogan, tras precisar que Suecia ha extraditado a cuatro acusados, pero que el número total no era tan importante como «la actitud».

Kristersson, por su parte, prometió que Suecia «implementará plenamente» el acuerdo trilateral firmado en junio en Madrid con Finlandia y Turquía, y que intensificará la lucha contra el terrorismo.

El jefe del Gobierno sueco incluyó expresamente en ese grupo al PKK, del que recordó que está clasificado como terrorista por las leyes suecas.

«Suecia considera al PKK una organización terrorista, al igual que hacen la Unión Europea y Estados Unidos. Mi gobierno ha sido elegido con un mandato para priorizar la ley y el orden. Esto incluye enfrentarse al terrorismo y a organizaciones terroristas como el PKK», dijo Kristersson.

«La OTAN identifica el terrorismo como una de las amenazas principales contra nuestra seguridad común, y Suecia está de acuerdo. Uno de los miembros de la OTAN más afectados es Turquía», admitió el primer ministro sueco.

«Quiero garantizar a todos los turcos: Suecia cumplirá con todas sus obligaciones tanto antes del ingreso (en la OTAN), y como futuro aliado. Aplicaremos el memorándum trilateral plenamente», prometió el mandatario sueco, que asumió su cargo hace tres semanas.

Editado Web: Javier Agramunt