Por tercer día consecutivo, Rusia castiga con ataques masivos a Ucrania

Leópolis (Ucrania)/Moscú – Rusia castiga a Ucrania por tercera jornada consecutiva con ataques masivos de misiles y drones, sin lograr quebrar el espíritu de resistencia de los ucranianos.

“Vemos que durante tres días consecutivos nos atacan. No sabemos todavía qué es lo que han planificado. Simplemente debemos prepararnos y mantener la pólvora seca, los misiles en sus posiciones, la gente lista”, declaró hoy en la televisión ucraniana el portavoz de la comandancia de la Fuerza Aérea ucraniana, Yuri Ignat.

Kiev percibe el temor de Moscú

El representante castrense constató que Rusia persiste en continuar la guerra, y por ello los defensores de Ucrania se prepararán y repelarán todas las amenazas, además de llamar a los ucranianos a confiar en el Ejército y darle todo su apoyo.

El asesor presidencial ucraniano, Mykhailo Podolyak, afirmó que “lo que más teme Rusia es que Ucrania vaya hasta el final: no habrá ningún tipo de acuerdo tras bambalinas como los que son tradicionales para la política exterior rusa”.

“Rusia no puede influir en nada. Algo que sin lugar a dudas ellos no desean. Ya que no se trata solo de Ucrania, se trata de la influencia de Rusia en los temas conflictivos de la política global”, explicó a la televisión ucraniana, al señalar que Kiev no cambiará su actitud ante la invasión rusa.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, también se refirió al miedo de Rusia, al señalar que este “se percibe”.

“Hacen bien en tener miedo. Porque están perdiendo. No les ayudarán ni los drones, ni los misiles, ni todo lo demás. Porque estamos juntos. No podrán quitarle la independencia a Ucrania”, aseveró.

Zelenski se muestra seguro de la victoria y advierte a Rusia que no habrá perdón
Imagen de una vivienda con destrozos en Kiev. EFE/EPA/Oleg Petrasyuk

Tercera jornada de ataques masivos

Tras los ataques masivos de misiles y drones rusos del 31 de diciembre y el 1 de enero, los rusos volvieron nuevamente a la carga este lunes: el Ejército ucraniano anunció el derribo de la mayoría de los proyectiles.

«Las Fuerzas de Defensa de Ucrania destruyeron en la noche del 1 al 2 de enero un total de 39 drones que las fuerzas rusas lanzaron contra Ucrania, junto con 2 drones de reconocimiento del tipo Orlan-10 y un misil guiado lanzado desde el aire del tipo Kh-59», aseguró el comando de la Fuerza Aérea del Ejército ucraniano.

De ellos, nueve fueron derribados sobre las regiones ucranianas de Dnipropetrovsk y Zaporiyia, mientras que en la región de Jersón, en el sur del país, varios proyectiles cayeron en un mercado de la ciudad de Beryslav, en donde hirieron a cinco personas.

El alcalde de Kiev, Vitali Klitschko, informó en su canal de Telegram que «los ocupantes rusos lanzaron un ataque a gran escala con ‘drones kamikaze’ del tipo Shahed-131/136 de fabricación iraní» contra la capital ucraniana, la ciudad más afectada por el ataque.

El mando ucraniano no informó del número de misiles y drones lanzados por Rusia en las últimas horas, pero reconoció que algunos lograron impactar en instalaciones eléctricas y viviendas.

Ukrenergo, el operador de la red de distribución eléctrica de Ucrania, indicó hoy que la situación “está bajo control” pese a que los ataques nocturnos afectaron el servicio eléctrico en la capital, “debido a lo cual se llevan a cabo cortes de emergencia”.

En la defensa ucraniana participaron esta noche unidades de misiles antiaéreos, aviones de combate y grupos móviles de fuego, que lograron repeler el ataque, según las fuentes castrenses.

Ucrania apuesta por la victoria

Pese a que el 2023 ha comenzado bajo el fuego de los misiles, Ucrania mantiene firme su apuesta por la victoria.

“Solo quiero desear a todos una cosa: la victoria. Y eso es lo principal. Un solo deseo para todos los ucranianos. Que este año sea el año de devolver. Traer de vuelta a nuestra gente. Devolver nuestros soldados a sus familias. Devolver a los prisioneros a sus hogares. A los refugiados, de vuelta a Ucrania”, declaró el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, en su mensaje de Año Nuevo.

Zelenski se muestra seguro de la victoria y advierte a Rusia que no habrá perdón
EFE/EPA/Ukrainian Presidential Press Service

El mandatario expresó su confianza en que 2023 será el año en que Ucrania recuperará sus tierras hasta las fronteras de 1991 y “volverá a la vida normal”.

“Nos hablaban de capitulación. ¡Pero elegimos la contraofensiva! Nos hablaban de concesiones y compromisos. Pero avanzamos hacia la Unión Europea y la OTAN. El mundo ha escuchado a Ucrania”, dijo.

Ucrania responde

Ucrania no se ha quedado de brazos cruzados ante los continuos ataques rusos y respondió con el bombardeo de un cuartel del Ejército ruso en la localidad de Makíivka de la región ucraniana de Donetsk, anexionada por Moscú en septiembre pasado.

El mando ucraniano, informó sobre este ataque en su cuenta de Facebook, al señalar que “Papá Noel empacó 400 cadáveres de cerdos rusos”, además de más de 300 heridos.

Después de la derrota de Rusia

Sin embargo, se trata de un camino largo y duro, admitió hoy en una entrevista a la televisión ucraniana el jefe de la Inteligencia Militar ucraniana, Kyrylo Budánov, quien auguró la derrota de Rusia 2023 y afirmó que el Kremlin cambiará pronto de inquilino.

“Desde el punto de vista práctico, primero la salida a las fronteras administrativas del año 1991 y luego el resto”, señaló.

A ello, según Budánov, seguirá la reconstrucción del país y buscar repuestas a “qué hacer con la gente que vivió durante ocho años bajo la ocupación, qué hacer con aquellos que combatieron contra nosotros”.

“¿Rusia detendrá sus políticas de terror? En realidad ellos podrían continuar atacándonos en la frontera o lanzar entre dos o tres misiles mensuales… Quedan todavía muchas preguntas”, señaló.